Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Salud y bienestar

Las estaciones del año y las enfermedades de los niños

Las estaciones del año y las enfermedades de los niños
9123 1121

Los niños se ven expuestos a diversos problemas de salud a lo largo del año, en especial con el cambio de estaciones. Las defensas en contra de las enfermedades causadas por el clima dependen de cómo responde el sistema inmunológico de cada uno y su fortaleza. Año tras año vemos a las madres llevando sobre sus espaldas la pesada carga que representa la batalla en contra de los virus a los que están expuestos sus hijos, además de la dificultan que tienen para librarlos de dichas enfermedades cuando buscan fortalecer sus defensas a través de una alimentación balanceada, compuesta por verduras y frutas frescas, las cuales contienen altos niveles de vitaminas. El doctor Mahmud ‘Abbas ‘Isa, pediatra y director del Centro Médico en Halwan, nos dice al respecto de estas enfermedades y la manera de contrarrestarlas, lo siguiente:

“Muchas de las enfermedades que afectan a las personas tienen una estrecha relación con el polen que se esparce por todas partes, en especial durante la primavera; estas dolencias pueden ser curadas con una receta adecuada de medicamentos. Los niños son los que más sufren durante esta época, pues algunos de sus órganos se ven irritados por alergias de diversos tipos. La parte del cuerpo que más se expone a esta clase de enfermedades son los ojos, por ser los que más están expuestos al medio ambiente. Por ello, es importante cuidarlos, no solo porque son nuestra ventana al mundo exterior, sino porque son una de las más grandes bendiciones que Al-lah nos Ha concedido.
La forma de prevenir irritaciones y alergias en los ojos, y es lo que más le recomendamos a las madres, es la higiene; por eso, se les debe lavar la cara varias veces al día con agua y jabón. Cuando los ojos están irritados y de color rojo, sin que otro síntoma sea evidente, por lo general se recomienda colocar pañitos de agua fresca y utilizar gotas de solución salina. Pero si además de la irritación se nota otra clase de síntomas, entonces, lo más aconsejable es que la madre lleve a su hijo al especialistas para que él le indique el tratamiento que debe seguir, claro, siguiendo siempre las recomendaciones de higiene personal que referíamos con anterioridad, y no exponer al niño al viento, en especial si hay polvo. También, es bueno usar pañitos humedecidos con té, pero debe ser suave y sin azúcar, y su uso debe ser solo externo. Así mismo, se insiste en una alimentación compuesta por verduras y frutas que benefician a los ojos, como la zanahoria, el albaricoque y el pimentón verde; sin olvidarnos de todo los aceites y grasas necesarias para el mantenimiento de una piel, cabello y ojos sanos.
No son solo los ojos los que se ven afectados a este tipo de cambios y agentes que están presentes en el entorno, el aparto respiratorio es otro de los órganos que se ven expuestos a esta clase de enfermedades. Cuando hay moco y tos, el médico, luego de examinar al paciente, determinará la utilización del antibiótico y expectorante adecuado, si hay necesidad, pues hay algunas enfermedades que afectan el sistema respiratorio que son de carácter alérgico, y para ellas el especialista dictamina otro tipo de tratamiento adecuado al caso, la edad del niño y su peso.
Sumado al cambio en las condiciones del clima, tenemos la polución, la cual es, hoy en día, una de las mayores causas de las enfermedades de tipo respiratorio, y la causante de que este tipo de dolencias, en algunos casos, sean extremas. Cuando un niño se enferma constantemente con solo exponerlo al viento o al aire frio, podemos diagnosticar que ya no se trata de una simple alergia, sino que todo el sistema respiratorio, garganta y pulmones, está afectado. A estos niños hay que prestarles mucha atención; por ello, es recomendable que se atiendan con médicos especializados en enfermedades respiratorias y alergias constantes, además del cuidado de la familia para evitar crisis que más adelante se deban lamentar.
Las recomendaciones que podemos dar para evitar complicaciones respiratorias son las siguientes:
·         Durante algunos periodos del año el cambio del clima es drástico, durante el día es cálido pero al llegar la noche la temperatura baja dramáticamente; por ello, es recomendable que se use la ropa adecuada, que en el día no use ropas demasiado ligeras, y tratar de mantener su pecho tibio, dentro de lo posible, no exponiendo al niño al viento directo.
·         Dar de beber al niño bebidas tibias, en especial agüitas de hierbas como el tilo, anís, hoja de guayaba, etc., mismas que se encuentran en las farmacias, pues este tipo de plantas ayudan a diluir la flema y, por ende, le facilitan al cuerpo la expectoración.
·         Cuando un niño tiene flema tanto en la nariz como en el pecho, se recomienda darle de beber dosis de agua tibia, ya que es muy efectiva para la expulsión del moco.
·         No nos podemos olvidar de la miel de abeja natural, porque es más que conocido el beneficio que tiene en este tipo de casos, en especial porque ayuda a fortalecer las defensas del niño que le ayudarán a resistir a muchas enfermedades.
·         La alimentación es un factor fundamental en la prevención de las enfermedades, por ello se debe tratar de que sea balanceada. No se debe dejar de lado ningún tipo de alimento, como el pescado, el yogurt y los huevos, a menos que el niño tenga algún tipo de alergia a alguno de ellos.
·         Darle jugos que contengan vitaminas como el de naranja, manzana y zanahoria, o zumo de limón disuelto en bebidas calientes.
·         No se debe llevar al niño a lugares cerrados y de mucha concurrencia, pues estos sitios están llenos de virus.
Así mismo, queremos resaltar que durante estos periodos del año hay otras clases de enfermedades que pueden llegar a afectar a nuestros hijos y que son muy comunes; por ello, la mayoría de los gobiernos hace campañas preventivas de vacunación contra la rubeola, paperas y la influenza”.
 

 

Related Articles

Artículo más visitado

Salud y bienestar

Consejos respecto al cuerpo (y el espíritu) después de la maternidad

Muy pocos discutirán las bendiciones de la maternidad. Quienes son lo suficientemente afortunados para pasar algo de tiempo en el hogar con sus hijos antes de regresar al trabajo, te dirán...más