Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Personalidad del Musulmán

Descuidar la adoración en la noche y el día – VI

Descuidar la adoración en la noche y el día – VI
4005 2174

 

Con anterioridad hemos expuesto a lo que nos referimos con: desperdiciar el día y la noche descuidando la adoración, y algunas de las causas que llevan al musulmán a caer en este descuido. Así que es pertinente que hablemos ahora de los efectos que tiene este mal sobre el la persona y los demás, incluso sobre la divulgación y enseñanza del Islam mismo.

Efectos del descuido en la realización de obras de bien sobre los trabajadores

Dentro de los efectos de este descuido sobre los trabajadores podemos mencionar:

1. Preocupación, ansiedad y depresión:

Esto se debe a que la tranquilidad y la paz interior solo se logran con el cumplimiento de las acciones que se deben realizar durante el día y la noche y la continuidad en ellos. Por lo tanto, quien las descuida, está dejando de alimentar su corazón, de tomar la medicina que alivia todos los males del alma y se está alejando de la fuente de su felicidad y tranquilidad, lo que tiene como resultado que se apodere de él la preocupación, la ansiedad y la depresión, qué veraces son las Palabras de Al-lah cuando dijo (lo que se interpreta en español): {Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera} [Corán 20:124]; y (lo que se interpreta en español): {A quien niegue el Mensaje de su Señor, Él le conducirá a un duro castigo} [Corán 72:17].

2. Dejar de cumplir con sus deberes y desanimarse en su trabajo:

Ser descuidado en el cumplimiento de la adoración es lo mismo que dejar sin alimento al cuerpo. Por lo que hacerlo lleva a que las obligaciones se dejen de cumplir, se descuiden y se pierdan las ganas de trabajar. Esto, sin lugar a duda, es sumamente peligroso, pues los daños que acarrea este descuido son más que evidentes. Qué sabias son las palabras de nuestro Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, cuando dijo: “Cuando uno de ustedes se va a dormir el demonio le ata tres nudos en la nuca, sellando cada nudo con: ‘Tienes una larga noche para dormir’. Pero si el hombre se despierta y recuerda a Al-lah se desata un nudo. Si realiza la ablución se desatan el segundo. Y si reza se deshace el tercero, y de esta manera amanecerá fuerte y optimista, pero si no se desata esos nudos, amanecerá pesimista y perezoso” [Bujari y Muslim].

3. No darle importancia a los pecados:

La adoración es la barrera que protege al siervo de los pecados, dijo Al-lah, Glorificado sea (lo que se interpreta en español): {… y haz la oración, que ciertamente la oración preserva de cometer actos inmorales y reprobables. Y sabe que tener presente a Al-lah en el corazón durante la oración es lo importante} [Corán 29:45]. También encontramos que en una ocasión un hombre le dijo al Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam: “Fulano reza por la noche, pero en la mañana roba”, el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, le respondió: “La acción que dices que él realiza le impedirá que robe nuevamente” . Por lo tanto, si alguien se descuida en la adoración o la deja de cumplir, romperá la barrera que hay entre él y el pecado, quedando en frente de él la puerta abierta para que cometa actos inmorales y reprobables sin vergüenza y sin que le importe para nada lo que está haciendo. Esto es a lo que probablemente se refería Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, cuando dijo: “A quien su oración no le incite a hacer y ordenar el bien, y a dejar y prohibir el mal, pues esta no lo está sino alejando más de Al-lah”.

__________________________________

Ver más:

Descuidar la adoración en la noche y el día - I
Descuidar la adoración en la noche y el día - II
Descuidar la adoración en la noche y el día - III
Descuidar la adoración en la noche y el día - IV
Descuidar la adoración en la noche y el día - V
Descuidar la adoración en la noche y el día - VII 

Related Articles