Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Personalidad del Musulmán

Romper los pactos, un rasgo despreciable

Romper los pactos, un rasgo despreciable
1092 92

Cuando una persona hace una promesa, debe cumplirla; si se compromete a algo, ya sea que se trate de otras personas o de Al-lah Todopoderoso, y luego no cumple con ello, se considera romper una promesa. Los creyentes justos nunca rompen sus pactos y promesas, lo que es bastante típico de la gente inmoral e hipócrita. Al-lah Todopoderoso dice: {La mayoría de ellos no cumplían sus compromisos y eran perversos} [Corán 7:102].

El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, también nos advirtió: "Una persona que tiene las siguientes cuatro [características] es un hipócrita puro, y quien posee una de ellas tiene un rasgo de hipocresía hasta que la abandone: cuando habla, miente; cuando hace un pacto, traiciona; cuando hace una promesa, la rompe; y cuando no está de acuerdo con otros, discute violentamente". De hecho, él describió a una persona que tiene este rasgo despreciable como alguien que ha perdido su nobleza y su religión cuando dijo: "Una persona que no es digna de confianza no tiene fe, y quien viola su promesa no tiene religión" (Ahmad).

Por eso, Ibn Al Yawzi dijo: "Violar un acuerdo es característico de los depravados, y los que [hacen eso] recibirán su castigo algún día". También, Muhammad Ibn Ka'b Al Qurazi dijo: "Tres rasgos afligen al que los tiene: maquinar, ser injusto y violar un acuerdo"; luego recitó los versos donde Al-lah Todopoderoso dice:
• {Fueron soberbios en la Tierra, y se confabularon [para apartar a la gente del camino recto], pero las confabulaciones recayeron sobre ellos mismos […]} [Corán 35:43].
• {[…] ¡Oh, gente! Su corrupción recaerá sobre ustedes mismos […]} [Corán 10:23].
• {[…] Quien no cumpla con el juramento solo se perjudicará a sí mismo […]} [Corán 48:10].

Comentando el tercer versículo, Ibn 'Atiiah dijo: "Romper la palabra significa contravenir una promesa; por lo tanto, [un hombre que lo hace] daña su alma, y su incumplimiento del pacto solo causa su propio perjuicio".

La prohibición de este gran pecado

Al-lah Todopoderoso prohibió a los creyentes romper sus promesas y estableció la obligación de cumplirlas cuando dijo:
• {[…] Cumplan con sus compromisos, porque se los interrogará por ellos} [Corán 17:34].
• {¡Oh, creyentes! Cumplan con sus compromisos […]} [Corán 5:1].
Hay abundantes pruebas que indican la obligatoriedad de cumplir los pactos y la prohibición de violarlos. En consecuencia, algunos eruditos consideraron la violación de un pacto como una de las faltas más graves. Entre ellos están:
- El Imam Adh-Dhahabi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: "El cuadragésimo quinto pecado mayor es la traición y la violación de un pacto".
- El Imam Ibn Hayar, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: "Muchos de los eruditos consideran la violación de un acuerdo como uno de los pecados mayores".
- El Imam Ibn 'Atiah, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, declaró: "Está prohibido violar cualquier pacto permisible entre musulmanes".

Las consecuencias de la violación de un pacto

Este acto tiene muchas consecuencias malignas que afectan tanto a los individuos como a las comunidades. Conduce a disputas y disensiones, hostilidad y odio; quita la confianza de la sociedad y hace que otros pierdan la fe en la comunidad musulmana. Además de esto, Al-lah Todopoderoso amenazó a aquellos que rompen su palabra con varios castigos, algunos de los cuales son:

1. Una maldición y la dureza del corazón

En el siguiente verso coránico Al-lah Todopoderoso menciona a un grupo de los Hijos de Israel: {Pero por haber violado el pacto los maldije y sus corazones se volvieron insensibles y duros. [Por eso] tergiversan el sentido de las palabras [de la Torá] sacándolas de contexto, y dejan de lado parte de lo que les fue mencionado [en ella]. Descubrirás que la mayoría de ellos, salvo unos pocos, traicionan [a la gente] […]} [Corán 5:13]. El Shaij Ash-Shinqiti dijo: "Quien viola un pacto del que fue parte no daña a nadie más que a sí mismo y se expone a la maldición de Al-lah".

2. Gran pérdida en esta vida y en la del Más Allá
Al-lah Todopoderoso dice: {Los que no cumplen con el pacto establecido con Dios a pesar de haberse comprometido, rompen [los lazos familiares] que Dios ordenó respetar y siembran corrupción en la Tierra. Esos son los perdedores} [Corán 2:27], tanto en esta vida como en la del Más Allá. Al Hafiz Ibn Hayar llamó la atención sobre esto cuando dijo: "Cuando los quraishíes violaron su tratado con la tribu de Juza'ah, que eran aliados del Profeta, las repercusiones fueron que los musulmanes los invadieron y conquistaron La Meca. Esas personas buscaron entonces seguridad y se humillaron instantáneamente después de su anterior estado de orgullo y poder, y permanecieron así hasta que abrazaron el Islam".

3. Aumento de asesinatos y la derrota a manos de los enemigos
Esta es una de las consecuencias inmediatas que afligen a las comunidades cuando permiten que el hábito de romper las promesas se arraigue en ellas. Esto está señalado en el hadiz donde el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: "Cuando la gente [comienza] a romper sus promesas, la matanza se extiende entre ellos" (Ibn Mayah, Albani). Hablando de algunos castigos que afligen a la Ummah cuando ciertos actos de desobediencia se vuelven desenfrenados entre los musulmanes, el Profeta, dijo: "Cuando violen el Pacto de Al-lah, Glorificado sea, y el de Su Mensajero, Al-lah dará a un enemigo extranjero dominio sobre ellos, y se apoderará de parte de lo que tienen" (Ibn Mayah y otros).

4. Desgracia y doloroso castigo en el Día de la Resurrección
En el Día del Juicio, cuando Al-lah Todopoderoso reúna a toda la humanidad, cada persona traidora
será marcada con un signo y se anunciará: "Esta es la traición de fulano, el hijo de fulano".

Esa es la desgracia, seguida de un doloroso castigo, como dice Al-lah Todopoderoso: {Pero en cambio, quienes quebrantan el compromiso que asumieron con Dios, rompen los lazos familiares que Dios ordenó respetar y siembran la corrupción en la Tierra, serán maldecidos y merecerán la peor de las moradas} [Corán 13:25].

5. La ignominia de ser las peores personas ante Al-lah, el Todopoderoso
Al-lah Todopoderoso dice: {Las peores criaturas ante Dios son los incrédulos, pues se negaron a creer, aquellos que siempre quebrantan los pactos que tú [¡oh, Muhammad!] celebras con ellos y no tienen temor [del castigo de Dios]} [Corán 8:55-56]. Comentando estos versículos, el Imam Ibn Kazir dijo: "Al-lah Todopoderoso afirma aquí que las criaturas más degradadas de la tierra son los incrédulos que no tienen fe en Él y que rompen sus pactos cada vez que se comprometen con ellos e incluso cuando juran honrarlos. No tienen en cuenta a Al-lah Todopoderoso en ninguno de los pecados que cometen".

El Islam advierte contra la violación de los pactos, incluso con los enemigos. Nuestros predecesores virtuosos han dado maravillosos ejemplos en este sentido. Amr Ibn 'Abasah, que Al-lah esté complacido con él, relató: "Hubo un pacto [provisional] entre Mu'awiah, que Al-lah esté complacido con él, y los romanos. Antes del final del plazo establecido, se dirigió a su tierra para invadirla después de que el tratado expirara. Al ver esto, un anciano dijo: ‘Al-lah es el más Grande, Al-lah es el más Grande. Cumple el pacto y no lo rompas, pues el Mensajero de Al-lah dijo: Quien haga un acuerdo con otras personas no puede hacer un solo movimiento [que lo viole] hasta que el plazo expire o que renuncien [a él] en igualdad de condiciones’. Tan pronto como Mu'awiah oyó eso, se retiró”.

Para concluir, mencionaremos la observación de Al Hafiz Ibn Hayar sobre este tema: "La traición es un pecado grave, especialmente cuando proviene de una persona que está en una posición de autoridad. Eso se debe a que su infracción perjudica a muchas personas y nadie lo obliga a hacerlo; en cambio, cumplir su palabra está dentro de sus posibilidades". 

Related Articles