Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Cualidades de Muhammad

La forma como el Profeta Muhammad hacía el istigfar (parte 2 de 2)

La forma como el Profeta Muhammad hacía el istigfar (parte 2 de 2)
1912 47

La forma correcta de hacer el istigfar

Se puede utilizar cualquier fórmula para el istigfar en la súplica por el perdón a Al-lah, sin embargo, la mejor manera de hacerlo es repitiendo las que el Enviado de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, enseñó, entre ellas tenemos la registrada por Muslim de Zauban Mawla Rasul-lah, que Al-lah esté complacido con él, quien reportó: “Cuando [el Profeta] terminaba de rezar decía tres veces ‘astagfirul-lah’”. Ali Bin Abi Talib, que Al-lah esté complacido con él, contó que lo último que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decía entre el tashah-hud y el taslim era: “Al-lahumma igfir li ma qaddamtu wama aj-jart, wama asrartu wama a’lantu, wama asraftu, wama anta a’lamu bihi min-ni, antal muqaddim wa anta al mu’aj-jir, la ilaha il-la ant” (¡Oh, Al-lah! Perdóname por lo que he hecho y lo que he podido hacer, por lo que he ocultado, por lo que he hecho públicamente, por mis excesos, y por lo que Tú sabes de mí. Tú eres el Primero y el Último, nada ni nadie merece adoración más que Tú)” (Muslim). Zaid Bin Hariza, que Al-lah esté complacido con él, mencionó que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien dice: ‘Astagfirul-lahil ‘adhim al-ladhi la ilaha il-la huwa al haiu al qaium wa atubu ilaihi’ (me arrepiento ante Al-lah el Majestuoso, el Único que merece adoración, el Viviente y el Sustentador) le serán perdonados sus pecados, aunque hubiera desertado” (At-Tirmidhi, Al Albani dijo que era Sahih).

La mejor de todas las súplicas de perdón es la que el Profeta enseñó cuando dijo: “La mejor forma de istigfar es: Al-lahummah anta Rabbi, la ilaha il-la ant, jalaqtani wa ana ‘abduka wa ana ‘ala ‘ahdika wa wa’dika mastata’t, a’udhu bika min sharri ma sana’t, abu’ laka bi ni’matika ‘alaia wa abu’ bi dhanbi, fagfirli fa innahu la iagfirudh-dhunuba il-la ant (¡Oh, Al-lah! Tú eres mi Señor, nada ni nadie merece adoración más que Tú. Me creaste y yo soy Tu siervo, y me mantengo firme en mi pacto y promesa contigo de la mejor manera que puedo. Te pido protección del mal que hice, reconozco Tu favor sobre mí y reconozco mi falta, perdóname, pues nadie más que Tú perdona los pecados). Quien lo haga (con sinceridad) durante el día y muera en él antes del anochecer, será de la gente del Paraíso. Quien lo haga durante la noche y muera en ella antes del amanecer, será de la gente del Paraíso” (Bujari). Como dijimos, los hadices en los que se enseña la forma de hacer el istigfar son muchos.

Consideración:

Puede haber quien se pregunte por qué el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le suplicaba perdón a Al-lah, siendo que él era infalible, basándose en las súplicas que hacía en las que mencionaba que pecaba. En las reflexiones, explicaciones y menciones de las enseñanzas de algunos sabios que hicieron tanto An-Nasa’i como An-Nawawi, encontramos que definitivamente todos los Profetas de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con todos ellos, fueron infalibles y, por lo tanto, nunca cometieron pecados mayores o capitales, ni pecados menores. Entonces, posiblemente el Profeta Muhammad, se descuidó un instante del recuerdo de Al-lah y por eso se arrepentía.

Al Qurtubi interpretando lo que Al-lah dijo: {Sé paciente y perseverante, porque la promesa de Al-lah es verdadera; pide el perdón de tus faltas y glorifica con alabanzas a tu Señor por la tarde y al amanecer} [Corán 40:55], mencionó que se refería a las faltas cometidas por su Umma. E Ibn Hayar mencionó que Al Qadi Iyad dijo que el Profeta pedía perdón porque su naturaleza humilde se lo imponía, además era una forma de agradecerle a Al-lah porque lo había perdonado.

El istigfar es una súplica que acerca al siervo a Al-lah, existen muchos hadices auténticos en los que se ve al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pidiéndole perdón a Al-lah, pese a que Él ya lo había perdonado. El Profeta lo hacía como una forma de adoración y para enseñarles a los musulmanes que había que hacerlo y las virtudes que tenía esta costumbre.

Related Articles