Índice > Profeta Muhammad > Su vida > La profecía > Periodo en Medina >

El desacuerdo acerca del botín conseguido en Bader (Parte 1)

Martes 06/12/2010

Fue narrado bajo la autoridad de ‘Ubadah ibn As-Samit, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: “Salí con el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hacia Bader y presencié la batalla. El combate tuvo lugar y Al-lah,  Glorificado y Enaltecido Sea, Venció al enemigo. Luego un grupo de musulmanes salió detrás del enemigo que huía, mientras que otros se quedaron en el lugar de combate para juntar el botín. Otro grupo protegía al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, para que el enemigo no le hiciera daño. Cuando llegó la noche y los musulmanes se encontraron, los que juntaron el botín dijeron: nosotros juntamos el botín, así que nadie fuera de nosotros tiene derecho sobre él. Los que persiguieron al enemigo dijeron: vosotros no tenéis más derecho que nosotros, ya que nosotros perseguimos al enemigo y le vencimos. Los que protegieron al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijeron: Nosotros protegimos al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, del enemigo. Así que se reveló la aleya en la que Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):  {Te preguntan acerca de los botines [de guerra, cómo se distribuyen]. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Los botines son para Al-lah y el Mensajero [y él los distribuirá entre vosotros según Sus órdenes]. Temed a Al-lah, afianzad vuestra hermandad y obedeced a Al-lah y a Su Mensajero, si sois creyentes.} [Corán 8:1]. Luego el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dividiólos botines entre los musulmanes rápidamente”. [Musnad Ahmad]

En otra narración: ‘Ubadah ibn As-Samit, que Al-lah esté complacido con él, dijo acerca del botín, cuando le preguntaron sobre la sura de Al Anfal (el botín, la número 8): “Fue revelada a causa de nosotros, cuando tuvimos un desacuerdo acerca del botín y nos comportamos mal, así que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, nos lo Quitó y se lo encomendó al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Luego el Profeta sallallahu ‘alayhi wa sallam, lo dividió entre nosotros equitativamente”.  [Musnad Ahmad]
Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Registró para siempre la conmemoración de Gazwat Bader en la Sura de Al Anfal, y se mencionan detalladamente sus acontecimientos, sus causas y sus resultados. ‎
La sura empezó aclarando el veredicto acerca de una de las consecuencias del combate, que es el botín. Así que clarificó que este botín era para Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea y Su Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ya que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Es el dueño de todo y Su Mensajero es Su Enviado. Luego Al-lah Ordenó a los creyentes tres cosas: At-Taqwa (el temor reverencial a Al-lah), terminar la disputa y la discordia entre sí y la obediencia hacia Al-lah Glorificado y Enaltecido Sea y hacia el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam.
Luego, Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Clarificó que la obediencia hacia Al-lah Glorificado y Enaltecido Sea, y hacia Su Mensajero es un signo de fe.
 
Y Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Determinó los atributos de los creyentes reales. Esta descripción y determinación son importantes en el tema de Al Yihad islámico, porque la fe real es la base sobre la cual se establece Al Yihad islámico. Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Determinó los atributos de los creyentes reales como sigue:
1- Si se menciona a Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, se estremecen sus corazones.
2- Cuando se les recita el Corán, aumenta su fe.
3- Tienen confianza en Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea. Ya que no ruegan ni se dirigen a otro fuera de Él, tampoco piden lo que necesitan a alguien fuera de Él, ni se refugian en alguien sino Él. Saben bien que lo que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Quiere, lo Hace, y lo que no Quiere, no lo Hace. Que Él Es Quien Tiene el derecho exclusivo en manejar a Sus criaturas.
Cuando Al-lah Decide algo nadie lo puede impedir, y Él Es rápido en ajustar cuentas.
 
4- Observan la oración, la realizan a tiempo, con su ablución, su inclinación y su prosternación. También esto incluye perfeccionar la ablución, su inclinación, su postración, la recitación del Corán, pronunciar At-Tashahhud e invocar las bendiciones sobre el Profeta sallallahu ‘alayhi wa sallam.
 
5- Gastan de lo que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, les Proveyó, esto incluye pagar Az-Zakah y dar su derecho al resto de los seres humanos, en lo que es obligatorio y debido de dar.
 
Luego Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Aclaró que los que tienen estos atributos son los verdaderos creyentes. Quienes tienen grados y niveles en el Paraíso y que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, les Perdonará sus pecados y les Aumentará la recompensa.
 
Y así se acaba la presentación de la Sura después de que se elevan las aspiraciones para cumplir con todos los requisitos de Al Yihad y después de que se evitan todos los factores del fracaso, ya sean disputas por el botín o la discordia por otra cosa.
Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
{Te preguntan acerca de los botines [de guerra, cómo se distribuyen]. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Los botines son para Al-lah y el Mensajero [y Él los Distribuirá entre vosotros según Sus órdenes]. Temed a Al-lah, afianzad vuestra hermandad y obedeced a Al-lah y a Su Mensajero, si sois creyentes. Ciertamente los creyentes cuando les es mencionado el nombre de Al-lah sus corazones se estremecen, y cuando les son leídos Sus preceptos reflexionan acrecentándoseles la fe, y siempre se encomiendan a su Señor. Éstos son quienes realizan la oración y dan en caridad parte de lo que les hemos proveído. Éstos son los verdaderos creyentes que alcanzarán grados elevados [acorde a sus obras] ante su Señor, el perdón [de sus pecados] y una recompensa generosa [el Paraíso].} [Corán8:1-4].
 
Muhammad Al Amin Al Masri dijo: Las aleyas no mencionaron nada acerca de las obras de los creyentes en Gazwat Bader, sino que mencionan un reproche doloroso, que incitó a los creyentes a reflexionar sobre su condición y volver a su Señor sintiendo vergüenza ante Él.
 
En unas partes, las aleyas se concentran en ellos y clarifican los puntos de debilidad de los creyentes de una forma clara y fuerte, figurando precisamente lo que estaba dentro de sus almas de un modo maravilloso, como si estuvieran los ojos mirando los movimientos y los pensamientos.
 
Todo esto advierte la conciencia del creyente para estimar la distancia entre él y los grados de la fe, a los cuales su corazón procura llegar.
Las aleyas eran una amonestación de Al-lah el Prudente y el Sabio. El gusto recto siente el estilo magnífico en la presentación del reproche, sin ser un reproche, sino que es una representación de lo que se encuentra en las almas, de modo que cualquier persona tendrá la certeza que el creyente que tiene fe recta jamás tendrá estos atributos.
Por eso las aleyas mencionaron las cualidades sublimes de la fe y sus características nobles, que figuran el espacio ancho entre el creyente y cualquier mal moral, Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
{Ciertamente los creyentes cuando les es mencionado el nombre de Al-lah sus corazones se estremecen, y cuando les son leídos Sus preceptos reflexionan acrecentándoseles la fe, y siempre se encomiendan a su Señor. Éstos son quienes realizan la oración y dan en caridad parte de lo que les hemos proveído. Éstos son los verdaderos creyentes que alcanzarán grados elevados [acorde a sus obras] ante su Señor, el perdón [de sus pecados] y una recompensa generosa [el Paraíso].} [Corán 8:2-4].
 

© 2021 Islamweb, todos los derechos reservados