Índice > Profeta Muhammad > Lecciones de su vida >

La bases del hermanamiento en Medina

Viernes 23/12/2010

 El sistema de hermanamiento fue efectivo uniendo a los individuos de la Ummah entre sí. La hermandad a la que apuntaba el Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y que estableció, fue una hermandad total y completa.

 
Es la hermandad en la que los fanatismos tribales se disuelven, de modo que no hay apasionamiento sino para el Islam mientras que las diferencias de parentesco, de color y de patria caen. Así pues, nadie tiene preferencia sino es por sus modales y su piedad.
 
El Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dispuso esta hermandad como un contrato trascendente, no una palabrería absurda, considerándola como una tarea que se relaciona con la consanguineidad y los bienes, no como un simple saludo que las lenguas repiten y no tiene efecto.
 
Así pues, los sentimientos de altruismo, igualdad y ayuda a los demás se mezclaron en esta hermandad y llenaron la nueva sociedad con ejemplos maravillosos.
 
Y la causa que llevó a fortalecer esta hermandad entre Al Muhayirun y Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos, era que las personas de esta sociedad estaban unidas alrededor de la Religión de Al-lah, abrazaron una religión que les educó a decir y a hacer, pues fue la fe y el trabajo lo que les educó.
 
Así pues, esta hermandad estaba muy, muy lejos de los eslóganes vacios que sólo son de la boca para afuera; los primeros creyentes fueron tal y como Al-lah, Ensalzado Sea, les Describió en Su Libro en el que Dice (lo que se interpreta así en español): {En cambio los creyentes, cuando se les exhorta a respetar en sus juicios las leyes que Al-lah Ha revelado a Su Mensajero, dicen: ¡Escuchamos y obedecemos! Ciertamente ellos son quienes prosperarán.} [Corán 24: 51].
 
Y así esta educación proporcionó la trascendencia de esta hermandad, en la que Al-lah, el Todopoderoso, Apoyó a Su Religión y a Su Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hasta dar sus frutos en cada etapa de Ad-Da‘wah durante su vida, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y su efecto se extendió más allá de su muerte.
 
Podemos apreciar cómo se preservó esta hermandad aún después de su muerte al analizar la manera cómo se llevó a cabo la elección de Abu Baker para califa de los musulmanes y cómo esta hermandad prevaleció sobre cualquier manifestación de deseo de poder o liderazgo.
 
La política de la hermandad entre Al Muhayirin y Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos, es un tipo de la antecedente político establecido por el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, para cimentar el cariño y establecerlo en los sentimientos de Al Muhayirin y Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos, quienes mantuvieron esta amabilidad y esta hermandad, y hasta compitieron para cumplir con sus disposiciones.
 
Especialmente fue el caso de Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos. La elocuencia de los escritores e investigadores nunca podrá competir en elocuencia con las palabras de Al-lah, Glorificado Sea, sobre la primera generación de musulmanes en las que Dice (lo que se interpreta así en español): {Quienes estaban establecidos en Medina y aceptaron la fe antes de su llegada, aman a los que emigraron a ellos, no sienten envidia alguna en sus corazones por lo que se les ha dado [del botín] y les prefieren a sí mismos aunque estén en extrema necesidad. Quienes hayan sido preservados de la avaricia serán los triunfadores.} [Corán 59:9].
 
1-      Citamos algunos nombres de Al Muhayirin y Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos, que se hermanaron por Al-lah:
 
Abu Baker As-Sidiqq, Jariyah ibn Zuhair, ‘Umar ibn Al Jattab, ‘Utban ibn Malik, Abu ‘Ubaidah ibn Al Yarrah, Sa‘d ibn Mu‘adh, ‘Abdur-Rahman ibn ‘Awf, Sa‘d ibn Ar-Rabi‘, Az-Zubair ibn Al ‘Awwam, Salamah ibn Salamah ibn Waqsh, Talha ibn ‘Ubaidul-lah, Ka‘b ibn Malik, Sai‘d ibn Zaid, ’Ubai ibn Ka‘b, Mus‘ab ibn ‘Umair, Abu Aiiub Jalid ibn Zaid, Abu Hudhaifah ibn ‘Utbah ibn Rabi‘ah, ‘Abbad ibn Bishr ibn Waqsh, ‘Ammar ibn Iasir, Hudhaifah ibn Al Iaman, Abu Dharr Al Ghifari, Al Mundhir ibn ‘Amru, Hatib ibn Abi Balta‘ah, ‘Uwaim ibn Sa‘idah, Salman Al Farisi, Abu Ad-Darda’, Bilal, el almuédano del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y Abu Ruwaihah ‘Abdul-lah ibn Abdur-Rahman Al Jaz‘ami.

© 2020 Islamweb, todos los derechos reservados