Índice > Profeta Muhammad > Su vida > La profecía > Periodo en Medina >

El estatuto constitucional de Medina

Viernes 23/12/2010

 

El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, organizó las relaciones entre los habitantes de Medina, y acerca de esto escribió un documento que fue mencionado en los registros históricos. Este documento quiso normar el relacionamiento de todas las partes dentro de la ciudad de Medina, determinando sus derechos y deberes. Este documento fue denominado en los registros antiguos como “Kitab, el escrito” o “Sahifa, la foja”, y las investigaciones modernas lo denominaron como “el estatuto”.
 
El Dr. Akram Dia’ Al ‘Umari, que Al-lah le dé Su perdón, presentó en su libro As-Sirah An-Nabawiah As-Sahihah un estudio acerca de las evidencias documentales del estatuto; así pues dijo: "El documento tiene el grado de los Hadices Sahih (auténticos)", y aclaró que el estilo del documento aclara su originalidad, diciendo: "Pues sus textos están compuestos de palabras y expresiones cuyo uso era frecuente en la época del Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam". Luego el uso de estas palabras y expresiones disminuyó hasta que llegaron a ser obscuras para quienes no profundizan en el estudio de aquella época.
 
Además de que este documento no contiene pasajes que elogian o denigran a una persona o a un grupo determinados. Por eso se puede decir que este documento es original y no es falso. También la gran semejanza entre el estilo del documento y el estilo de las cartas del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, confirma aún más su autenticidad.
 
Primero:
El documento que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, escribió como estatuto entre Al Muhayirun, Al Ansar y los judíos:
 
El texto del documento:
 
1-    “Este es el documento de Muhammad, el Profeta (Mensajero de Al-lah) entre los creyentes y los musulmanes de Quraish y Yazrib (Medina) y quien los sigue, se les une y realiza Al Yihad con ellos.
2-      Todos componen una nación distinta del resto de la gente.
3-      Al Muhayirun de Quraish pagan su Diah en el mismo modo en el que se encontraban antes de que llegara el Islam, y pagan el rescate para liberar a sus cautivos conforme a lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
4-      Banu ‘Awf continúan su vida según su estado antiguo, y cada tribu rescata a sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
5-      Banu Al Hariz (de Al Jazray) continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata a sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
6-      Banu Sa‘idah continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata a sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
7-      Banu Yusham continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
8-      Banu An-Nayyar continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
9-      Banu ‘Amr ibn ‘Awf continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
10-   Banu An-Nabit continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
11-   Banu Al Aws continúan su vida según su situación anterior, y cada tribu rescata sus prisioneros según lo acostumbrado y la justicia entre los creyentes.
12-   Los creyentes no abandonan a un endeudado entre ellos sin ayudarle a través del rescate o Ad-Diah según lo acostumbrado. Ningún creyente realiza una alianza con el mawla de otro creyente sin pedir su permiso.
13-   Los creyentes que temen a Al-lah cooperan entre ellos contra cada creyente de ellos que es injusto o percibe un pago por cometer una injusticia o el pecado o el daño o la corrupción entre los creyentes, y todos ellos cooperan contra él, incluso si es el hijo de uno de ellos.
14-   Ningún creyente puede matar a otro creyente por la causa de un incrédulo, y no se auxilia a un incrédulo en vez de un creyente.
15-   Todos los creyentes son iguales para Al-lah y los creyentes son aliados entre sí, a diferencia del resto de la gente.
16-   Debemos auxiliar y tratar con igualdad a los judíos que nos siguen sin tratarles con injusticia y sin ayudar a sus enemigos.
17-   Los creyentes son una unidad, ninguno de ellos puede establecer una tregua durante Al Yihad sin contar con aprobación de los otros creyentes, sino cuando estén de acuerdo según la justicia.
18-   Cuando un creyente salga en un ejército para realizar Al Yihad por la Causa de Al-lah, otro creyente deberá salir en vez del primero en el siguiente año.
19-   Los creyentes se auxilian mutuamente contra sus enemigos por la Causa de Al-lah.
20-   Los creyentes que temen a Al-lah siguen la mejor y la más recta guía. Ninguno da la protección a los bienes o la persona de algún incrédulo de Quraish, ni le asiste contra un musulmán.
21-   Quien mata a un creyente sin ninguna razón justa será ejecutado salvo si el familiar responsable del muerto acepta Ad-Diah, todos los creyentes deben cooperar contra el asesino, y no se les permite hacer cualquier otra cosa sino esto.
22-   No se le permite a ningún creyente que aceptó lo que está en el documento y creyó en Al-lah y el Último Día auxiliar o proteger a un innovador que pretenda introducir otra ley fuera de lo que está en el documento, y sobre quien lo auxilie o lo proteja recaerá la Maldición y la Ira de Al-lah en el Día del Levantamiento, y no se aceptará ninguna de sus buenas obras.
23-   Si discrepáis acerca de un asunto, sea cual sea, se remite al juicio de Al-lah y de Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam.
24-   Los judíos ayudan a los creyentes en los gastos mientras estén en una guerra.
25-   Los judíos de Banu ‘Awf son súbditos en la misma nación de los creyentes, los judíos tienen su propia religión y los musulmanes tienen las suya, y sus aliados y ellos mismos, salvo quien cometa una iniquidad o corrupción, entonces él no se destruye sino a sí mismo y a su familia.
26-   Los judíos de Banu An-Nayyar tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf.
27-   Los judíos de Banu Al Hariz tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf.
28-   Los judíos de Banu Sa‘idah tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf.
29-   Los judíos de Banu Yusham tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf.
30-   Los judíos de Banu Al Aws tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf.
31-   Los judíos de Banu Za‘labah tienen los mismos derechos y deberes de los judíos de Banu ‘Awf salvo quien cometa una iniquidad o corrupción, entonces él no es destruido, sino él por sí mismo y a su familia.
32-   Yafnah es una división de Za‘labah, y tienen sus mismos derechos y deberes.
33-   Banu Ash-Shatibah tienen los mismos derechos y deberes de Banu ‘Awf, y el bien debe aplicarse no el mal.
34-   Los aliados de Za‘labah tienen los mismos deberes y derechos.
35-   Los aliados de los judíos tienen sus mismos deberes y derechos.
36-    Nadie de ellos puede salir sin pedir el permiso de Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam.
37-    Los judíos deben cubrir sus propios gastos y los musulmanes deben cubrir sus propios gastos, y ambos deben cooperar mutuamente durante las guerras contra quien ataque a la gente que firma este documento, y ellos deben aconsejarse y tratarse bien mutuamente no mal. 
38-   Ningún hombre será castigado por la culpa de su aliado, y se debe auxiliar al oprimido.
39-   Los judíos participan con los creyentes en los gastos mientras sean azotados por una guerra.
40-   Yazrib se considera inviolable para la gente que firma este documento.
41-   Se trata al vecino como a uno mismo siempre que no haga ningún daño ni cometa algún pecado.
42-   No se da la protección a ninguno sin pedir el permiso de las partes firmantes del documento.
43-   Los problemas o las discordias que ocurran entre la gente de este documento, se remiten al juicio de Al-lah y Muhammad, el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, 
44-   Todos deben cooperar mutuamente contra quien ataque Yazrib, y no se permite lealtad a Quraish ni a quien lo asiste. 
45-   a) Si llaman a la reconciliación, se tiene que aceptar y adherirse a ello; y si los creyentes son invitados a lo mismo, deben adherirse a ello, salvo quien ha luchado contra la religión.
b) Cada parte es responsable de lo acordado.
46- Los judíos de Al Aws, sus aliados y ellos mismos tienen los mismos deberes y derechos de la gente de este documento según la condición de seguir el mejor trato con las partes de este documento, procurar el bien antes que el mal, y cada persona es responsable de sus actos. Y además, Al-lah Es Testigo sobre la persona que cumpla lo mencionado en este documento.
47- Este documento no protege a ningún injusto o pecador. Quien salga de Medina, estará seguro; y quien permanezca en ella estará seguro; excepto quien se comporte  injustamente o cometa pecados. Y Al-lah Protege a quien cumple su promesa y Muhammad, el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam.

 

 

 

© 2020 Islamweb, todos los derechos reservados