Islamweb | Inicio | Hiyab | Derechos | Vida matrimonial | Jóvenes | La mujer en el trabajo

 

 

Un llamado a la armonía y la gentileza entre los cónyuges

Viernes 22-4-2021

La vida marital se asemeja a la miel producida por dos abejas; y cuanto mayores sean los esfuerzos de ambas, más dulce será la miel. No hay duda que la felicidad marital...

Imprimir   Vote       
  Leer : 202 | Imprimir : 30 |  Enviado : 0 |  Votantes : 0

La vida marital se asemeja a la miel producida por dos abejas; y cuanto mayores sean los esfuerzos de ambas, más dulce será la miel.
No hay duda que la felicidad marital es responsabilidad de ambos esposos y necesita que exista amor entre ambos
Al mismo tiempo debemos decir que una casa feliz no depende solo de amor, también debe haber un espíritu de tolerancia.
El matrimonio en el Islam significa estabilidad mental, paz espiritual, sincera armonía y cooperación entre los dos cónyuges para hacer este viaje de vida juntos.
El Corán describe la relación marital de la forma más elocuente diciendo: {Entre Sus signos está haber creado cónyuges de entre ustedes para que encuentren sosiego, y dispuso entre ustedes amor y misericordia. En ello hay signos para quienes reflexionan} [Corán 30:21].
El afecto y misericordia pueden resolver cualquier problema, y con seguridad habrá problemas entre los esposos que se aman sinceramente y no solo por intereses personales. Este es un llamado a la gentileza y la armonía entre los esposos y un llamado a perdonar las faltas.
¿Cómo podemos lograr la gentileza y la armonía entre los esposos? Lo podemos hacer a través de las siguientes estrategias:
- La franqueza mutua junto con la gentileza tiene una influencia mágica en la vida marital.
- Pídele a tu esposa que se siente junto a ti y abrázala mostrándole tu amor por ella con tus caricias y miradas; hazle sentir que la prefieres a ella antes que a ti mismo y que estás dispuesto a cuidarla y hacerla feliz. Hazle saber que te sacrificarías por ella cuando ella enferme, por ejemplo.
- Juega y bromea con ella para intensificar sus sentimientos por ti. Aprende del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, que dijo: “Es mejor que te cases con una doncella que juegue contigo y tú juegues con ella” (Bujari).
- Incluso Omar, que Al-lah esté complacido con él, que era un ejemplo de seriedad y prudencia, dijo: “Uno debe ser como un niño con su familia (en términos de cariño gentileza); pero cuando trata con la gente ajena, uno tiene que ser como un hombre adulto”.
- La esposa debe recibir a su esposo cálidamente después de arreglarse y perfumarse.
-Mira los errores de tu esposo con los ojos del amor, porque esto los limitará a su dimensión mínima y trivial.
- Mantén la calma cuando tu esposo esté molesto y habla después con él sobre lo que hizo, mostrándole sus errores con gentileza.
- El esposo debe estar más calmado y evitar enojarse. Porque el enojo provoca resentimiento. Si has sido injusto con tu esposa, pídele disculpas, nunca dejes pasar una noche estando enojado con ella y no la dejes llorando. Siempre piensa que lo que te hizo enojar es un asunto trivial que no merece dejarlo provocar disturbios en tu vida marital. Pide refugio a Al-lah contra el maldito Satanás y trata de calmarte.
Siempre recuerda que el lazo que te une a tu esposa es muy puro para dejarlo que se fracture por un enojo temporal.
- Querida esposa, preocúpate por mantener satisfecho a tu esposo para que recibas lo que te complace. Una mujer beduina le dijo a su hija: “Sé una sierva para él y él será un siervo para ti”.
Umm Salama, que Al-lah esté complacido con ella, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Si una mujer muere mientras su esposo está complacido con ella, entrará al Paraíso” (Tirmidhi).
- Dile siempre “mi amor” y dile que lo amas, porque esto no es derecho de las amantes sino de las esposas.
- Si eres una mujer trabajadora no dejes que los problemas de tu trabajo enturbien la relación con tu esposo. Deja los problemas laborales en tu lugar de trabajo y vuelve a la casa sin preocupaciones.
- Querido esposo, si detestas algo de tu esposa, recuerda sus buenas cualidades, que así se irá cualquier resentimiento contra ella. Recuerda el hadiz en el cual el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Un creyente no debe odiar a una mujer creyente (su esposa); si le disgusta algo de ella, le gustara algo más”. Así que trata de pasar por alto los aspecto negativo que cubren los positivos.
- Haz que tu esposa sepa que está segura y que nunca la vas a decepcionar o abandonarla.
- Trata el comportamiento de tu esposa y sus errores con paciencia y evitando toda hostilidad.
- No insultes a tu esposa porque los insultos quedaran profundamente grabados en su mente y en su corazón. Las ofensas más peligrosas, que tal vez no sean perdonadas por tu esposa, son perder la cabeza y golpearla o maldecir a su familia o dudar de su castidad.
- “Eres una mujer maravillosa; pero…”, evita esta forma de halago porque tu esposa se olvidará de todo excepto del “pero…”.
Aquí queremos lanzar la siguiente pregunta: ¿La armonía y la gentileza entre dos esposos afecta a los miembros de la familia?
Para responder esta pregunta debemos primero mencionar la importancia de la armonía y buen trato en la vida familiar.
- La armonía fortalece la relación entre el hombre y la mujer y aumenta el deseo del esposo para estar cerca de su esposa.
- La armonía y la gentileza refresca la vida marital y renueva el amor mutuo entre esposos cada día.
- Aumenta el respeto del esposo por la familia de su esposa y viceversa.
- La armonía y el buen trato difunden la tranquilidad en la casa.
- La armonía permite que ambos esposos tomen conciencia de sus roles en el verdadero sentido de la palabra: el esposo como hombre y padre y la esposa como mujer y madre.
- La armonía y el buen trato renueva el ambiente que aumenta la fe en el hogar, refina las almas y refuerza la relación con Al-lah Todopoderoso.
- La armonía y el buen trato mejora la relación entre los esposos y sus amigos y familiares.
- La armonía y el buen trato permite a los padres tratar los problemas de los hijos con sabiduría y calma, lejos de toda hostilidad y enojo
- La armonía y el buen trato acrecientan la estabilidad psicológica de los niños y su relación y apego para con sus padres. De este modo ellos van a buscar ayuda y apoyo con sus padres cuando enfrenten cualquier problema.
- La armonía y el buen trato disminuye las disputas con los hijos y alcanzan el entendimiento mutuo entre padres e hijos. Así también, los logros académicos de los niños aumentan.
Que Al-lah provea armonía a todas las familias musulmanas para llevar vidas felices.

Boletín

Islamweb, todos los derechos reservados 2010