Al Yannah (El Paraíso) - II

Al Yannah (El Paraíso) - II
4397 1069

Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: “Todos entrarán en el Paraíso, salvo aquellos que se nieguen a hacerlo”. Los presentes preguntaron extrañados: “Pero, ¿acaso hay quien se niegue a entrar en el Paraíso?” El profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, respondió: “Quien obedezca las enseñanzas que doy entrará al Paraíso, y quien se niegue se habrá negado a entrar en él”.

1.      ¿Cómo será la gente del Paraíso? 

 

a)      Su apariencia

Las personas entrarán al Paraíso en la forma más perfecta y hermosa, a la imagen de su padre Adam (Adán), la paz sea con él , porque no hay forma humana más perfecta que la de Adam, a quien Al-lah, glorificado sea, creó con sus manos. Las personas del Paraíso entrarán sin vello en el cuerpo, con los ojos delineados con Kohl, y la edad de treinta y tres años. Su altura será la altura de una palmera, sesenta codos. Sus corazones y espíritus serán virtuosos y puros.

Además, las personas del Paraíso no se enfermarán nunca, no tendrán necesidad de dormir y no morirán jamás.

b)     Ropa, joyas y perfumes de las personas del Paraíso    

Las personas del Paraíso vestirán ropas lujosas y se adornarán con joyas de oro, plata y perlas. Vestirán, entre otras cosas, vestidos de seda y pulseras de oro, plata y perlas. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos relató: “Sus copas serán de oro y plata, sus peines serán de oro, los quemadores de sus inciensos serán de madera de áloe y su sudor será almizcle”.  

Sus joyas incluirán coronas:

“... se le colocará sobre la cabeza una corona de dignidad, con rubíes que son mejores que este mundo y todo cuanto hay en él”.    

c)      Las camas y divanes de los habitantes del Paraíso

Han sido preparados palacios en el Paraíso, y en sus jardines hay lugares para sentarse y reclinarse: hermosísimos divanes de bellos colores y camas cuyos interiores estarán adornados con bordados de seda. Habrá almohadones y alfombras espléndidas. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español)

{Y [los bienaventurados] estarán reclinados sobre cojines verdes y hermosos lechos.} [55: 76]

d)     Los sirvientes de los habitantes del Paraíso

Las personas del Paraíso serán atendidas por sirvientes que Al-lah, glorificado sea, creará para servirlos, y que serán delicados y perfectos en su apariencia. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Circularán entre ellos sirvientes eternamente jóvenes, con vasos, jarros y una copa de vino extraída de un manantial [que fluirá permanentemente].} [56: 17-18]   

 

 4. Los creyentes serán purificados antes de entrar al Paraíso

Después de pasar por el puente que cruza por encima del Infierno, los creyentes permanecerán en un lugar entre el Paraíso y el Infierno donde serán purificados. Por lo que, al entrar al Paraíso, estarán puros y perfectos. Y será el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, el primero en pedir que las puertas del Paraíso sean abiertas.

 

5. ¿Qué tipo de creyentes serán los primeros en entrar al Paraíso?

Existen tres tipos de creyentes que serán los primeros en entrar al Paraíso: los mártires, los honestos y quienes adoran a Al-lah con sinceridad y devoción. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Me fueron mostrados los tres primeros en entrar al Paraíso: el Shahid (mártir); el honesto, que necesitado no lo aparenta; y el siervo que adora a Al-lah, glorificado sea, con devoción, y es fiel y sincero ante su Señor”.

 

6. ¿Quiénes serán las primeras personas que entrarán al Paraíso?

La primer persona que entre al Paraíso será el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam; y la primera nación en entrar al Paraíso será su Ummah (nación islámica). El primer miembro de esta Ummah que entrará en el Paraíso será Abu Bakr Al- Siddiq, que Al-lah esté complacido con él.

 

7. Los pobres entrarán al Paraíso antes que los ricos

El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Los emigrantes (Muhayirun) pobres han de entrar al Paraíso quinientos años antes que los emigrantes ricos”.

También dijo:

“Estuve de pie ante la puerta del Paraíso, y vi que la mayoría de los que entraban eran los pobres y necesitados. A los musulmanes ricos se les impedía entrar junto con los pobres, y los habitantes del Infierno eran llevados al Infierno”. 

Continúa…

 

 

   

 

 

 

 

 

Related Articles