Los beneficios de educar a los hijos correctamente

Los beneficios de educar a los hijos correctamente
2656 551

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es Su siervo y mensajero.

 
Los hijos son una fuente de satisfacción y consuelo para los padres, y por eso es que Al-lah lo mencionó entre las súplicas de sus siervos, Diciendo (lo que se interpreta en español): {Aquellos que piden: ¡Oh, Señor nuestro! Agrácianos con esposas e hijos que sean un motivo de alegría y tranquilidad para nosotros, y haz que seamos un ejemplo para los piadosos.} [Corán 25:74]
 
Para que ellos sean realmente así, debemos conducirlos por el camino de la virtud, por eso Al-lah nos Ha ordenado cuidar de nuestra familia y de nuestros descendientes y educarlos en los modales virtuosos y nobles. Él también nos Ha ordenado protegerlos de todo lo que pueda llevarlos a la corrupción, cuando Dice (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego, cuyo combustible serán los hombres y las piedras, y en el que habrá Ángeles violentos y severos que no desobedecen a Al-lah en lo que les ordena, sino que ejecutan cabalmente Sus órdenes.} [Corán 66:6]
 
Criarlos apropiadamente resulta del sentido de responsabilidad que debemos tener cuando recordamos que seremos llamados a rendir cuentas ante Al-lah. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Cada uno de ustedes es un guardián y deberá rendir cuentas sobre quienes están bajo su cuidado. El hombre es un guardián de su familia y será cuestionado acerca de ella, y la mujer es guardián de la casa de su esposo y sus hijos, y tendrá que responder por ellos”. [Bujari y Muslim]
 
Los padres se beneficias al criar a sus hijos de forma correcta, tanto en esta vida como en la otra. En este mundo, toda su familia es bendecida y disfrutan de sus hijos sean obedientes con los padres, porque los hacen sentirse orgullosos de su buena conducta, y en la otra vida continuarán recibiendo recompensas en su registro de acciones, lo cual resultarán en la elevación de sus rangos. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Cuando un hombre muere, sus (buenas) acciones cesan, excepto tres de ellas…”, y mencionó entre ellas: “…un hijo virtuoso (ya sea hijo o hija) quien suplica a Al-lah por él”; esta recompensa continuará cuando él esté en la tumba, mientras que su hijo rece por él. Además, cuando el padre es admitido en el Paraíso, continúa beneficiándose, ya que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El estatus de una persona se incrementará en el Paraíso y preguntará: ‘¿Cómo conseguí esto?’ Se le dirá: ‘(Esto es) por la virtud de tu hijo, quien pide perdón por ti’”. De igual forma, el hijo también gana de la bondad de su padre en esta vida, como Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {En cuanto al muro, pertenecía a dos jóvenes huérfanos del pueblo. Había debajo de él un tesoro que les pertenecía. Su padre había sido un hombre piadoso y tu Señor quiso que cuando alcanzaran la madurez encontrasen el tesoro, como una misericordia de tu Señor…} [Corán 18:82] Por lo tanto, cada uno se beneficia de la virtud del otro.
 

La crianza de los hijos es una tarea muy importante y exigente, especialmente en la actualidad, cuando la maldad está tan difundida. Por eso, debemos prestar mucha atención al guiarlos. En algunos casos, las hijas son más difíciles que los hijos y su situación más insegura (ya que ellas constituyen el honor de un hombre y debe ser debidamente resguardado).

Related Articles