Criando a los hijos en sociedades no musulmanas

Criando a los hijos en sociedades no musulmanas
3561 450

Criar y educar a los hijos de una manera islámica en una sociedad no musulmana necesita del esfuerzo de todos, sin excepción, empezando con el de los padres, siguiendo con la mezquita y la comunidad. Todos tienen un papel importante que desempeñar. Mientras más fuertes sean estos papeles y mientras más se complementen entre sí, el proceso de crianza será mejor.

El papel de la comunidad musulmana es importante y está basado en una serie de factores, de los cuales los más importantes son:
1. Apoyar al centro islámico para que así continúe proveyendo todos los diferentes servicios y programas, a la vez que realiza mejoramientos.
Apoyo financiero continuo para solventar todos los gastos operativos y de actividades. Cada programa o actividad tiene un costo, el cual debe ser cubierto por la comunidad. Esta comunidad debe manifestar su apoyo al centro de una manera ejemplar, solventando todas sus actividades, la escuela o clases islámicas, las facturas de servicios, etc.
Le damos la buena nueva a todo aquel que done a un centro islámico que sus donaciones le traerán recompensas positivas continuas en esta vida y aún después de muerto, tal y como prometiera el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. El Imam Muslim, que Al-lah lo Perdone, informó que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: "Cuando una persona muere, sus acciones cesan, excepto por tres cosas (siendo la primera de ellas): una Sadaqah Yariah (una caridad que sigue beneficiando hasta después de la muerte)…". Al-lah, Glorificado sea, Dice (lo que se interpreta en español): {Toda caridad es en beneficio propio, hacedla pues anhelando el Rostro de Al-lah [y Su complacencia]. Y sabed que se os recompensará por cuanto deis y no seréis oprimidos.} [Corán 2:272]
2. Apoyar al centro islámico requiere también de esfuerzo y tiempo invertido en programas y proyectos voluntarios que siempre existen. Lo mejor es ir en persona y llevar a tus hijos contigo. De esta manera, ellos participarán del trabajo voluntario. Este es un factor importantísimo para aumentar su tendencia a trabajar en grupo en lugar de hacerlo de forma egoísta e individualista. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía participar junto con sus Compañeros como voluntario en proyectos que beneficiosos para la comunidad musulmana y la sociedad en general.
3. Se puede apoyar al centro islámico también sugiriendo una buena idea para emprender nuevos proyectos importantes. Lo mismo se puede hacer con proyectos y programas que ya existen, mediante el criticismo constructivo se los puede mejorar. Aquellos que no toman la iniciativa o que siempre critican por criticar, rechazando las ideas de los demás, no ayudan en lo más mínimo al centro. Lo que acaba haciendo esta clase de gente es debilitar la posición de otros que sí trabajan, haciendo que subsecuentemente abandonen los proyectos debilitándolos.
4. Otra manera efectiva de apoyar al centro islámico es participar continuamente en las actividades ya existentes, llevando a tu familia contigo. Es imprescindible que hagas de esta participación parte de tu programa diario y semanal. El participar te ayudará a continuar asistiendo, lo cual será beneficioso para ti y tu familia. Además, no debes olvidar que tus hijos necesitan relacionarse socialmente, algo que no ocurrirá sino a través de la comunidad musulmana. No puedes lograrlo solo. El Profeta nos ordenó mantenernos unidos a la Yama'ah (comunidad) y nos advirtió contra el aislarnos de la misma. Él dijo: "…Manténganse junto a la Yama'ah (comunidad) y tengan cuidado con las divisiones…" [Sahih Al Yami']
5. Una manera exitosa de apoyar al centro islámico es haciendo que otros musulmanes miembros de la comunidad estén conscientes de las actividades y programas que el centro tiene para ofrecer. También, asegúrate de llevar a algunos de ellos contigo. De esta manera estarás cumpliendo con tus deberes para con los otros musulmanes y, al mismo tiempo, serás recompensado por tu acción sin que la recompensa de ellos disminuya para nada el Día del Juicio.
Lo que te ayuda a participar en las actividades y programas del centro es tu casa. Si vives cerca de la Masyid (mezquita), podrás participar más fácilmente en las oraciones diarias, por ejemplo. Es importante que establezcas buenas relaciones basadas en el Islam con otras familias musulmanas. Haz tu mejor esfuerzo por vivir en un barrio junto a otras familias musulmanas, para que así puedas compartir tus experiencias en criar a tus hijos con ellos.
Necesitamos establecer relaciones basadas en el Islam con otras familias musulmanas. Esa relación debe estar basada en el Islam y en nada más. También, debes tener cuidado de caer en el racismo o el nacionalismo del que nos advirtió el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. El racismo puede ser explotado por los demonios de entre la gente y los Yinn, y este llevará a la destrucción de la unidad de cualquier comunidad musulmana.
Mantenerse apartado del racismo implica muchas cosas:
1. Desarrollar buenas relaciones con familias musulmanas que no pertenecen a la misma nacionalidad o etnia.
2. Evitar las actividades que están dirigidas solamente a ciertas nacionalidades, etnias o razas, por ejemplo, árabes con árabes únicamente, indios con indios, pakistaníes con pakistaníes o latinos con latinos, aún si estas actividades tienen como objetivo construir una mezquita, un centro o una organización. Esto destruirá la unidad entre la comunidad musulmana. Al-lah, Glorificado sea, Dice (lo que se interpreta en español): {Aferraos todos a la religión de Al-lah y no os dividáis…} [Corán 3:103] Al-lah, Glorificado sea, también Dice (lo que se interpreta en español): {Ciertamente los creyentes son todos hermanos entre sí…} [Corán 49:10]

Muchas de las personas que caen en la trampa del nacionalismo ni siquiera están conscientes de la seriedad de esta práctica que arruina la relación entre los niños musulmanes y las familias musulmanas. Esto acabará destruyendo el significado del mensaje universal del Islam que necesitamos cultivar en sus mentes y ejemplificarlo en su realidad.

Related Articles