Ayudando a tu esposo a convertirse en padre (Parte 1)

Ayudando a tu esposo a convertirse en padre (Parte 1)
4914 1010

 

 

La mayoría de las mujeres saben desde el primer día, o más bien, desde que ven aparecer las líneas azules, lo que se siente ser madre. Desde que ven el resultado positivo de un test de embarazo comienzan a sentir el instinto maternal. La mujer Comienza a tomar mejores decisiones en su vida, comenzando por comer saludablemente y cuidar su cuerpo y, por ende, el de el bebé que lleva en su vientre. También comienza a imaginar lo que espera, las cosas que necesita, qué hacer, qué no hacer. Y así comienza la maternidad.

Pero durante todo esto, ¿qué hace un esposo? Claro, él puede hacer interminable viajes nocturnos a restaurante de comida rápida más cercano para conseguir algo de comida para su hambrienta esposa. Incluso también puede ganar algunos kilos por simpatía. Pero, en lo que a la paternidad se refiere, ¿qué puede hacer para prepararse para ella? No hay líneas azules para él que alerten su psique. No hay un volcán de hormonas para alertar su cuerpo. ¿Cómo puede él empezar a sentirse más como un padre cuando no tiene ni la menor idea sobre qué esperar?

Hay muchas cosas que los hombres pueden hacer para realizar la transición de convertirse en padres. A continuación presentaremos 7 consejos paternales y pasos prácticos que puede dar una mujer para ayudar a su esposo a ir en la dirección correcta.

Pero la precaución es la primera en el orden. Para que esta transición sea significativa y efectiva, rápida y fácil, debe comenzar donde comienzan todos los cambios exitosos: en la educación. Además, el buen aprendizaje tiene un par de requisitos previos: la fuente de guía adecuada y la participación de una esposa consciente. Con respecto a lo primero, los recién casados o los padres primerizos encontrarán poca dificultad para localizar y acceder a las fuentes de enseñanzas islámicas para las familias y los padres. Él único problema está en asegurarse que sean confiables. Averigua.

Pero sobre todo, ayuda a tu esposo con el Corán y la Sunnah. {¡Lee! En el Nombre de tu Creador Quien Creó}. Esta es una instrucción perpetua para convertirse en un buen padre. Ninguna otra fuente puede proveer tanta y tan efectiva inspiración para aquellos que desean asumir este cambio interior y exterior con bendición. Para el segundo requisito: ¡sigue leyendo!

Embarácense juntos

Una de las mejores formas de ayudar a tu esposo a acostumbrarse a la idea de tener un bebé es presentarle al bebé lo más pronto posible. Como madres, nosotras llegamos a “conocemos” a nuestro hijo casi inmediatamente. Nos la pasamos frotando nuestro vientre, incluso cuanto aún tenemos solo dos meses de embarazo. Pero nuestros esposos no pueden sentir nada, ni movimientos ni pataditas. Por lo tanto, debemos tratar de compartir tanto como sea posible nuestro embarazo con ellos.

1.      Anima a tu esposo a ir a las citas médicas contigo. Él comprenderá mejor por lo que tú estás pasando y cómo se está desarrollando el bebé. Esto lo ayudará a sentirse más involucrado. Además, las fotografías del ultrasonido hacen maravillas para hacer que todo el embarazo parezca más “real” para el esposo.

2.      A medida que tu bebé se desarrolla y madura, comienza a moverse y a patear. Asegúrate de compartir esta alegría con tu esposo, él apreciará poder sentir esos movimientos, esto hace que sean más conscientes de que ahí adentro hay un ser vivo, ¡su heredero!, que pronto vendrá al mundo.

3.      Ya sea que vayas a tener un niño o una niña, un solo bebé o trillizos, no es extraño para las mamás sentirse emocionadas con el inminente nacimiento, e ir de compras y prepararse para la tan esperada llegada.  Asegúrate de incluir a tu esposo en esta etapa de la espera. Si él no está interesado por comprar la ropa para el bebé, tal vez disfrute escogiendo los muebles. Mejor aún, sugiérele que el construya la cuna en lugar de comprarla, que pinte un mural en el cuarto del bebé o que instale un columpio o un corral. Hay mucho más en la preparación para la llegada de un bebé que simplemente recorrer los pasillos de un centro comercial. Pide su ayuda en proyectos como hacer de la casa un lugar seguro para el bebé y otras necesidades relacionadas con el bebé que lo harán sentir como el padre que pronto será.

4.      Investiga y comparte el conocimiento. A medida que lees día tras día y semana tras semana sobre la madurez fetal de tu hijo, comparte la información con tu esposo. En cuestión de minutos, a la hora de la cena por ejemplo, puedes decirle cuánto ha crecido tu bebé y cuánto se espera que se desarrolle esta semana. Existen páginas web a las que te puedes suscribir para que te manden informes semanales sobre el progreso de tu embarazo. Ambos podría suscribirse para recibirlos.

Ciertamente, ningún libro puede expresar los verdaderos sentimientos que esos momentos realmente genera. Ningún artículo le dirá nunca a un esposo que luego se convertirá en padre de un niño, que puede pasar en vela una noche atendiendo a su hijo que tiene una fiebre alta; y que incluso puede pasar más noches en vela simplemente viendo a dormir a su pequeño ángel pacíficamente en su cuna, sonriendo mientras sueña algo. Solo la experiencia puede prepararlo para tales noches.

Ayudando a tu esposo a convertirse en padre (Parte 2)

Ayudando a tu esposo a convertirse en padre (Parte 3)

Related Articles