Algunos errores en las súplicas (Parte 1)

Algunos errores en las súplicas (Parte 1)
3207 993

Aquel que invoca a Al-lah, el Todopoderoso, debe evitar algunos asuntos que se ordenó evitar a los musulmanes durante la invocación de Al-lah, Glorificado sea, de acuerdo a los textos de la Shari‘ah (legislación islámica). Algunos de estos asuntos son:

1.     Invocar a cualquiera distinto de Al-lah, el Todopoderoso. Esta es una de las mayores violaciones, ya que suplicar a cualquier otro distinto a Al-lah es Shirk (politeísmo) mayor, por el que Al-lah, Glorificado sea, no perdona a Su siervo si este muere sin arrepentirse de ello. El Shaij-ul-Islam, Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, y otros dijeron que cualquiera que ponga intermediarios entre él y Al-lah, el Todopoderoso, y los invoque, es considerado incrédulo por consenso.
Ibn Al Qaiem, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Uno de los tipos de Shirk mayor es invocar a la muerte y pedirle ayuda. Este es el origen del Shirk en el mundo, ya que la muerte no puede dañar ni beneficiar por cuenta propia a nadie que busque su ayuda o pida su intercesión. Esto se hace debido a la ignorancia de aquel que debe interceder y de Aquel ante quien esta intercesión se hace para él”.
El Shaij Ahmad bin ‘Isa dijo: “Se estableció que la invocación combina muchos tipos de adoración como someter el rostro propio ante aquel que es invocado y confiar en él, así como la sumisión y humillación propias. Quien se someta a cualquier otro distinto a Al-lah es un politeísta, ya sea que lo reconozca o no”.
A pesar del peligro de este asunto, se encuentran personas que pertenecen al Islam y sin embargo invocan a otros distintos a Al-lah, el Todopoderoso. Estas personas pueden decir mientras están en la mezquita sagrada o mientras realizan la Tawaf (circunvalación): “¡Oh Muhammad!”, “¡Oh ‘Ali!”, “¡Oh Husein!”, “¡Madad Madad, ia Badawi!”, “¡Oh ‘Abd Al Qadir!” u “¡Oh ‘Aidarus!” Estas formas de invocación están entre las formas de invocar a otros distintos a Al-lah, el Todopoderoso. Los musulmanes deben evitar invocar a cualquier otro distinto a Al-lah, Glorificado sea, para preservar su religión y el Tawhid (Monoteísmo Islámico). También deben desaprobar a quienes invocan a otros distintos a Al-lah, el Todopoderoso.
2.     Suplicarle a Al-lah, Exaltado sea, por medio de los profetas o la gente recta es una de las Bid‘ahs que muchos musulmanes cometen. Cuando invocan a Al-lah, el Todopoderoso, algunos musulmanes dicen: “¡Oh Al-lah! Te invoco por medio del estatus de tu Profeta Muhammad,” o “por medio del estatus de tus siervos justos”. Esta forma de invocación es una innovación, pues no tuvo lugar en la época del Profeta,sallallahu ‘alaihi wa sallam, de los Califas Bien Guiados, ni de los Predecesores Piadosos. El Shaij-ul-Islam Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo que invocar a Al-lah, el Todopoderoso, por medio del estatus de los muertos es una Bid‘ah, de acuerdo al consenso de los musulmanes.
El Shaij Ibn Baaz, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo:
“Hay un tipo que es llamado Tawassul (intercesión), que es invocar a Al-lah por medio del estatus del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, o por su derecho o su ser. Por ejemplo, uno podría decir, ‘¡Oh Al-lah! Te invoco por medio de tu Profeta, o por su estatus, o por medio del estatus de tus profetas o su derecho, o por medio del estatus de la gente piadosa’ y así sucesivamente. Esto es Bid‘ah (innovación) y conduce al Shirk (politeísmo). Invocar a Al-lah por medio de cualquier otro no es permisible aún si se hace por medio del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, o por cualquier otra persona, puesto que Al-lah, Glorificado sea, no legisló esto, y los actos de adoración están determinados por los textos de la Shari‘ah (legislación islámica) que no dan cabida a la razón humana”.
Por lo tanto, hay otros tipos de Tawassul legales que son permisibles puesto que son proporcionados por los textos de la Shari‘ah. Estos son:
·        Tawassul a través de los Nombres, Atributos y Hechos de Al-lah.
·        Tawassul a través de las buenas obras propias.
·        Tawassul a través de la invocación de los piadosos.
3.     Transgresión en la invocación. Al-lah, el Todopoderoso, dice (lo que se interpreta en español): {Invocad a vuestro Señor con humildad y en secreto. Ciertamente Él no ama a los transgresores.} [Corán 7:55] El Shaij-ul-Islam Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “La transgresión puede ocurrir por una multiplicidad de expresiones o significados”. El Shaij Baker Abu Zaid dijo: “Esto incluye la prohibición de cualquier tipo de transgresión en la invocación y entre lo que está incluido es la innovación en las súplicas, ya sea respecto al tiempo, el lugar, la cantidad o la forma de realizarlas”.
‘Abdul-lah bin Mughaffal, que Al-lah esté complacido con él, dijo que escuchó a su hijo decir: ¡Oh Al-lah! Te pido que me concedas el palacio blanco del lado derecho del Paraíso”. Le dijo: “¡Oh hijo! Pídele a Al-lah que te conceda el Paraíso y busca refugio en Él del Infierno, pues escuché al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, decir: “Habrá gente en esta Ummah que transgredirán en la purificación y en la invocación”. [Abu Dawud e Ibn Mayah]
Uno de los hijos de Sa‘d bin Abi Waqas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Mi padre me escuchó diciendo: ‘¡Oh Al-lah! Te pido que me concedas el Paraíso, su felicidad, su alegría, y esto y aquello, y busco refugio en Ti del Infierno, sus cadenas y grilletes, y esto y aquello.’ Entonces me dijo: ‘¡Oh hijo! Escuché al Profeta,sallallahu ‘alaihi wa sallam, decir: ‘Habrá gente que transgredirá en la invocación.’ Ten cuidado de ser uno de ellos. Si se te concede el Paraíso, te será concedido con todo lo bueno que hay en él, y si eres salvado del Infierno, serás salvado de todo lo malo que hay en él”. [Abu Dawud]
Entre las transgresiones en la invocación se encuentran las siguientes:
·        Detallar en la invocación.
·        Invocar a Al-lah, el Todopoderoso, por un pecado o para romper los lazos de parentesco.
·        Hacer invocaciones condicionales, tales como decir “¡Oh Al-lah! Perdóname si quieres”.
·        Hacer exclusiones en la invocación. Un ejemplo de esto es lo que dijo un beduino: “¡Oh Al-lah! Ten misericordia de mí y de Muhammad, y no tengas misericordia de nadie más”.
·        Invocar a Al-lah, el Todopoderoso, por algo que está predeterminado.
·        Exagerar haciendo rimas en la invocación.

Exagerar levantando la voz en la invocación.

Algunos errores en las súplicas (Parte 2)

Related Articles