Características físicas de los ángeles (parte 1)

Características físicas de los ángeles (parte 1)
257 0

Cuándo y de qué fueron creados

La sustancia de la cual Al-lah, el Más Exaltado, creó a los ángeles es la luz. Está narrado de Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Los ángeles fueron creados de luz, los yinn fueron creados de fuego sin humo, y Adán fue creado de lo que se les ha descrito (es decir, en el Corán, que es arcilla)” (Muslim).

El Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, no explicó de qué luz fueron creados; por lo tanto, no podemos permitirnos tratar de decir más sobre este asunto, puesto que es un tema relativo a lo oculto, sobre lo que no se ha narrado ninguna aclaración aparte de este hadiz (narración).

No sabemos cuándo fueron creados los ángeles, ya que Al-lah no nos informó al respecto; pero sí sabemos que fueron creados antes de Adán, la paz de Al-lah sea con él, el padre de la humanidad. Al-lah nos ha dicho que Él les informó a los ángeles que iba a crear un jalifa (vicario) en la Tierra. Al-lah Todopoderoso dice en el Noble Corán: {Y menciona cuando tu Señor les dijo a los ángeles: “He de establecer en la Tierra a quien la herede”} [Corán 2:30].

Al-lah dice también: {Cuando lo haya completado e insuflado en él el espíritu que he creado para él, hagan una reverencia [en honor a Mí] ante él} [Corán 15:29].

Ver a los ángeles

Debido a que los ángeles tienen cuerpos de luz de baja densidad, la humanidad no puede verlos, especialmente porque Al-lah no les ha dado a nuestros ojos la capacidad para verlos.

Nadie ha visto a los ángeles en su verdadera forma, aparte del Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, quien vio a Yibril (el ángel Gabriel) dos veces en la forma en que Al-lah lo creó.

Por otro lado, diferentes textos indican que ha habido seres humanos que han visto ángeles en forma humana. Un ejemplo de ello es el largo hadiz (narración) en el que Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Un día, mientras estábamos sentados con el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, apareció ante nosotros un hombre cuyas ropas estaban muy blancas y cuyo cabello era muy negro, y no tenía signos de haber viajado ni ninguno de nosotros lo conocía. Caminó y se sentó con el Profeta. Apoyó sus rodillas contra las de él, puso las palmas de sus manos sobre los muslos de él, y le dijo: ‘Muhammad, háblame del Islam…’”.

Después de hacerle otras preguntas al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, el visitante se fue y el Profeta le dijo a Omar, que Al-lah esté complacido con él: “Omar, ¿sabes quién era el que hacía las preguntas?”; Omar respondió: “Al-lah y Su Mensajero saben más”. Él, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo: “Ese era Yibril (Gabriel), que vino a enseñarte tu religión” [Muslim].

Su gran tamaño

Al-lah, el Más Exaltado, dice acerca de los ángeles del Infierno: {¡Oh, creyentes! Protéjanse a sí mismos y a sus familias del Fuego [del Infierno], cuyo combustible serán los seres humanos y las piedras, y en el que habrá ángeles rigurosos y severos que no desobedecen a Dios en lo que Él les ordena, sino que ejecutan Sus órdenes} [Corán 66:6].

Es suficiente en este sentido citar las narraciones que hablan de dos nobles ángeles.

El gran tamaño de Yibril

El Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vio dos veces a Yibril en la forma angélica en que Al-lah lo creó. Esas dos ocasiones son mencionadas en la aleya: {[El Profeta Muhammad] lo vio [al ángel Gabriel] en el horizonte claro} [Corán 81:23].

Y en la aleya: {Sepan que ya lo había visto en otro descenso, junto al azufaifo que demarca el límite, donde se encuentra el jardín de la residencia eterna} [Corán 53:13-15].

Eso fue cuando él, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue llevado al cielo más alto durante su milagrosa asunción al cielo.

Está narrado que dijo Aisha, que Al-lah esté complacido con ella: “Le pregunté al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, acerca de esas dos aleyas. Me dijo: ‘Ese es Yibril, nunca lo vi en la forma en que Al-lah lo creó, excepto en esas dos ocasiones. Lo vi descender de los cielos con su enorme tamaño, llenando el horizonte entre el cielo y la Tierra” (Muslim).

Se le preguntó a Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, acerca de la aleya: {Y luego [Yibril] descendió y se acercó a él} [Corán 53:8].

Ella dijo: “Ese es Yibril. Él solía venir a él (el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) en forma humana, pero en esta ocasión vino en su forma real, y llenó los horizontes del cielo” (Muslim).

Se narra que Abdullah Ibn Masud, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vio a Yibril con seiscientas alas” (Bujari).

Él (Ibn Masud) dijo en relación con la aleya: {Contempló algunos de los signos más sublimes de su Señor} [Corán 53:18]: “Esto significa cojines verdes llenando los horizontes” (Bujari).

Estos cojines que llenaban los horizontes eran sobre los que estaba sentado Yibril. Ibn Masud, que Al-lah esté complacido con él, también dijo: “El Profeta de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vio a Yibril con sus propios ojos, sobre un cojín que llenaba el espacio entre el cielo y la Tierra”.

Abdullah Ibn Masud, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vio a Yibril en su forma real. Tenía seiscientas alas, cada una de las cuales llenaba el horizonte, y había perlas y rubíes multicolores que caían de sus alas” (Ahmad).

Al-lah Todopoderoso dice, describiendo a Yibril: {[El Corán] es la palabra [de Dios transmitida] por un emisario noble, dotado de poder y distinción ante el Señor del Trono. El obedecido [por otros ángeles] y el digno confidente [de la revelación]} [Corán 81:19-21].

Lo que aquí se entiende por “un emisario noble” es Yibril, y el Señor del Trono es el Señor de la Gloria, Al-lah, Glorificado sea.

Related Articles

Artículo más visitado

Fe ('Aquidah)

Atributos físicos de los ángeles (parte 2)

El gran tamaño de los portadores del trono El Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Se me autorizó hablar sobre los ángeles de Al-lah,...más