Exaltación del Profeta en el Corán

Exaltación del Profeta en el Corán
2507 57

El Corán exalta y alaba a los mensajero y profetas de Al-lah, la paz sea con todos ellos. Sin embargo, es importante resaltar que en él se destaca a nuestro Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, debido a la posición en la que Al-lah lo colocó, ya que Él lo escogió entre todos los seres humanos y le dio preferencia sobre los demás Mensajeros y Profetas, además, purificó su corazón y lo llenó de sosiego y tranquilidad. Cualquier persona que lea el Corán encontrará que en él hay varias aleyas que resaltan y exaltan al Profeta Muhammad, como las siguientes:
• {[…] y he elevado tu renombre} [Corán 94:4]. Al-lah elevó la mención de Su Mensajero en esta vida y la del más allá. Ibn Kazir explicó: “(Al-lah le está diciendo) no se Me nombra sin que tú seas mencionado también (como en la Shahada): ash-hadu an la ilaha il-la Al-lah wa ash-hadu an-na Muhammad rasulul-lah”. At-Tabari dijo: “Ad-Dah-hak reportó de Ibn ‘Abbas que dijo: ‘Al-lah le está diciendo en este verso: “Cuando se Me nombre en el adhan, en el iqama, en el tashah-hud, en el sermón de la oración del yumu’a, en el día del fitr y del adha, en los días del tashriq, en el día de ‘Arafa, en los yamarat, en los montes de Safa y Marwa, cuando se celebran contratos de matrimonio, y sobre toda la superficie de la Tierra”. Qatada dijo: “Elevó su nombre, pues no hay un orador, ni una persona que haga el tashah-hud o haga la salat sin que mencione al Profeta junto con Al-lah”.
• {[Juro] por la estrella cuando desaparece que su compañero [Muhammad] no se ha extraviado ni está en un error} [Corán 53:1-2]. Al-lah certifica que Su Mensajero disfruta de sano juicio y también lo está enalteciendo con esta mención. Ibn Kazir explicando este verso dijo: “Toda persona sensata reconoce que la persona con más sano juicio y mejor uso de la razón fue el Profeta de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él”. Al Qadi Iad dijo: “Quien revisa la biografía del Profeta Muhammad encontrará en sus mandatos, políticas, y características una gran sabiduría, además del conocimiento que dejó y las leyes que estableció, pese a que él no contó con una educación para tales fines y mucho menos leyó libros. No hubo asunto que a primeras él no entendiera y no viera todas sus dimensiones, para beneficiar a todo el mundo y lejos de su conveniencia y lo que le dictaba su ego. Ninguna otra persona logró llegar a este lugar más que él”.
• {[…] ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él solo trasmite lo que le ha sido revelado} [Corán 53:3-4]. As-Sa’di, explicando este verso, añadió: “En esta aleya se afirma que incluso la Sunna es una revelación de Al-lah. De la misma forma en la que Al-lah certifica la veracidad y validez de lo que decía Su Mensajero, legitima lo que él vio, por eso dijo {¿Le van a discutir sobre lo que vio?} [Corán 53:11]; y: {[…] y su mirada no se desvió ni se propasó} [Corán 53:11]”.
• {Se les ha presentado un Mensajero de entre ustedes mismos que se apena por sus adversidades, se preocupa y desea que alcancen el bien [e ingresen al Paraíso]; es compasivo y misericordioso con los creyentes} [Corán 9:128]. Al-lah elogia la relación que tiene Su Profeta con sus sahabas, tanto así que le concede el honor de nombrarlo con dos de Sus propios nombres y atributos: Ra’uf y Rahim (Compasivo y Misericordioso). Al Qurtubi dijo: “Al Husain Bin Al Fadl dijo: ‘Nunca antes Al-lah había llamado a uno de Sus Mensajeros con alguno de Sus Nombres, solo lo hizo con el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nombrándolo como Ra’uf y Rahim, usando la misma forma de denominarse a Sí Mismo: {Al-lah es Compasivo y Misericordioso con la gente} [Corán 22:65]’”. Ibn Al Yauzi en Zad Al Masir dijo sobre este verso: “Ibn ‘Abbas mencionó: ‘Lo nombró con dos de Sus bellos nombres’”.
Sin embargo, el uso de estos nombres para llamar al Profeta Muhammad se hace sin utilizar el artículo definido en árabe “al”, se usan de forma indefinida, lo que indica que el uso de uno de los nombres de Al-lah para calificar a una de Sus criaturas solo se puede hacer de forma indefina.
• {[…] que se la ha dado a conocer el poseedor de una fuerza extraordinaria} [Corán 53:5], en este verso Al-lah también elogia a quien le transmitió Su mensaje al Profeta, es decir, al ángel Gabriel, la paz de Al-lah sea con él, tal como lo comentó Ibn Kazir.
• {Eres de una naturaleza y moral grandiosas} [Corán 68:4], en esta aleya Al-lah alaba el comportamiento y naturaleza de Su Mensajero, por ello, lo pone como un ejemplo a seguir, dijo: {En el Mensajero de Al-lah hay un bello ejemplo para quienes tienen esperanza en Al-lah, [anhelan ser recompensados] en el Día del Juicio y recuerdan frecuentemente a Al-lah} [Corán 33:21]. Al Qadi Iad dijo: “Se elogia todo tipo de comportamiento loable, además, se ordena aplicarlo y establece que quien lo adopte en su vida encontrará la felicidad permanente”.
• {No te he enviado [¡oh, Muhammad!] sino como misericordia para todos los seres} [Corán 21:107]. Ibn Kazir dijo: “Al-lah decretó que el advenimiento del Profeta Muhammad, fuera una misericordia para todos las criaturas, por lo tanto, quien acepta esta misericordia y la agradece, encontrará la felicidad en esta vida y la del más allá; pero quien la rechace, será de los perdedores en ambas vidas”. Ash-Shinquiti dijo: “En este noble verso Al-lah nos declara que no envió a Su Mensajero sino como misericordia para todos los seres, pues el mensaje que les transmitió es el medio con el que pueden lograr la felicidad, el bienestar y todo el bien en la vida mundanal y en la ulterior, siempre y cuando lo sigan y cumplan con sus mandatos, contrario a lo que le sucederá a quien rechace esta bendición”.

Amar, respetar, reconocer sus virtudes, elogiarlo y exaltarlo, son los derechos que tiene el Profeta de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sobre los creyentes, tal como hacían los sahabas y los salaf, que Al-lah esté complacido con todos ellos, como podemos ver en los libros de la Sira, la Sunna y de poesía, donde se cumple con lo que Al-lah dijo: {Crean en Dios y en Su Mensajero, asistan y honren [al Profeta]} [Corán 48:9]. As-Sa’di explica que honrarlo, además de elogiarlo y exaltarlo, es cumplir con los deberes que se tienen hacia él.

Toda exaltación y elogio al Profeta de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, que se haya hecho en el pasado o se haga en el presente se basa en el Corán, como se ve en muchas de sus aleyas. Además, Al-lah nos informó que hasta Sus ángeles lo alaban, dijo: {Al-lah bendice al Profeta y Sus ángeles piden [a Al-lah] que lo bendiga. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él} [Corán 33:56]. Debemos esforzarnos por cumplir con esta obligación de manera completa. 

Related Articles