Caminando por el sendero del arrepentimiento (At-Tawbah)

Caminando por el sendero del arrepentimiento (At-Tawbah)
3000 1265

 

Es parte de la naturaleza humana el ser descuidados, cometer errores y tener defectos, pero la infinita misericordia de Al-lah, Alabado y Glorificado sea, nos invita a abrir las puertas del arrepentimiento y nos llama a volver contritos a Él cuando los pecados nos abruman. Si no fuese por este sendero que lleva al arrepentimiento, los seres humanos no hubiesen podido acercarse a Al-lah, Alabado y Glorificado sea, y hubiesen perdido la esperanza en enmendar sus errores y alcanzar el perdón.

El camino del arrepentimiento lleva a la salvación y el éxito y está abierto para todos y cada uno de nosotros. Al-lah, el Todopoderoso, invitó a todos Sus siervos, tanto creyentes como incrédulos a arrepentirse, y les informó que Él perdona todos los pecados de todo aquel que se vuelve arrepentido sin importar la gravedad y cantidad de los mismos. Al-lah, el Grandioso, dice (lo que se interpreta en español): {Diles [¡Oh, Muhammad! a quienes transmitan Mi Mensaje que Yo digo]: ¡Oh, siervos Míos! Vosotros que os habéis excedido [cometiendo pecados] en detrimento propio, no desesperéis de la misericordia de Al-lah; por cierto que Al-lah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso. Arrepentíos ante vuestro Señor y someteos a Él, antes de que os sorprenda el castigo, y entonces no seáis socorridos.} [Corán 39:53]

Nadie sabe cuándo le llegará la muerte o cuánto tiempo de vida le queda en este mundo, por esto es realmente triste ver cómo muchas personas retrasan su arrepentimiento con el siguiente “argumento”: “Todavía nos queda tiempo suficiente. Disfrutemos de la vida mientras somos jóvenes, y cuando nos hagamos viejos nos arrepentiremos”. Este tipo de pensamientos no es sino producto de los susurros de Shaitan (Satanás), de seguir las tentaciones de esta vida y este mundo efímeros. Satanás hace promesas a los seres humanos, siendo que él mismo no tiene poder sobre nada. Por lo tanto, debes apresurar tu arrepentimiento y dejar atrás tu apatía y descuido para que no te retrases o abrigues la falsa ilusión de tener mucho tiempo por delante.

¡Apresura tu arrepentimiento! Entiende que demorar el arrepentimiento es en sí un pecado. El Tawbah inmediato de los pecados es una acción que Al-lah nos ordenó realizar antes de la muerte. Cuando llegue nuestra muerte ya no habrá lugar para lamentarse o sentir remordimiento, pues ambos serán inútiles en ese momento. ¡Apresura tu arrepentimiento! Antes de que tus pecados envuelvan tu corazón corrompiéndolo y ennegreciéndolo, y el pecar se convierta en algo normal y habitual en tu vida. ¡Apresura tu arrepentimiento! Antes de que enfermes y mueras sin la oportunidad de arrepentirte.

Algunas personas cometen pecados descaradamente y desobedecen abiertamente a Al-lah, el Todopoderoso, y cuando alguien trata de aconsejarlos y encaminarlos hacia el arrepentimiento responden: “Existen otras personas que desobedecen abiertamente a Al-lah día y noche, y sus pecados son tantos que no se pueden contar; aun así, son ricos y saludables, disfrutan de los muchos favores que Al-lah derrama sobre ellos”. Quienes dicen palabras como estas olvidan que Al-lah, el Todopoderoso, dota con bienes mundanos a quien ama y a quien reprueba. Esta es una manera de castigarlos gradualmente. Si bien el castigo de Al-lah, Glorificado sea, no los afecta inmediatamente, cuando llega es severo. El Profeta, sal-la-lahu 'alaihi wa sal-lam, dijo: “Si ven que Al-lah ha dotado con Sus favores a alguien a pesar de que peca, sepan que Al-lah lo está castigando gradualmente”. Luego, el Profeta, sal-la-lahu 'alaihi wa sal-lam, recitó el versículo en el que Al-lah, Alabado sea, dice (lo que se interpreta en español): {Y por cierto que enviamos [Mensajeros] a naciones anteriores a ti y les castigamos con la miseria y las enfermedades [por haberlos desmentido], para que así Nos invocasen. Hubiera sido mejor que Nos hubiesen implorado cuando les llegó Nuestro castigo. Pero sus corazones se endurecieron y Satanás les embelleció lo que hacían. Pero al olvidarse de lo que le ocurrió a quienes los precedieron [la miseria y las enfermedades que les azotaron] les abrimos las puertas de la fortuna, y cuando se contentaron por lo que les había sido concedido, los sorprendimos con el castigo, y perdieron toda esperanza [de que les alcanzara nuevamente la misericordia de Al-lah]. Y fue exterminado hasta el último de los inicuos. ¡Alabado sea Al-lah, Señor del Universo!} [Corán 6:42-45] [Ahmad]

Todo lo que debemos hacer es buscar el camino del arrepentimiento y emprenderlo, y con seguridad encontraremos la respuesta de Al-lah, el Todopoderoso, Quien dijo (lo que se interpreta en español): {Ciertamente Yo soy Remisorio con quienes se arrepienten, creen, obran correctamente y perseveran en el sendero recto.} [Corán 20:82]

 

 

Related Articles