La decencia es parte de la fe

La decencia es parte de la fe
250 113

Se cita bajo la autoridad de Abu Mas’ud Al Badri, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Una de las enseñanzas de los primeros profetas que la gente alcanzó a conocer es: ‘Si no te avergüenzas, haz lo que quieras’” (Al Bujari).
Explicación del hadiz
El hadiz del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “… Si no te avergüenzas, haz lo que quieras…” se cita en forma imperativa, y esto puede interpretar con dos enfoques, cada uno con un significado distinto:
1. El primer enfoque sería que es una advertencia para aquellos que se comportan de forma inapropiada. Mucha gente no tiene vergüenza de Al-lah Todopoderoso, y cualquier dirección que toman no hace diferencia. En este caso se podría interpretar que el hadiz dice: “Si su comportamiento no les da vergüenza ante Al-lah Todopoderoso, pues hagan lo que quieran”. La decencia es la virtud que previene a uno de cualquier comportamiento indecente; y la falta de decencia hace que uno se aleje de Al-lah Todopoderoso y sea indiferente a las creencias y las normas.
2. El segundo enfoque sería en referencia a hacer lo correcto. Significaría que, si la acción que estamos por emprender no cae dentro de lo ilícito y no sentimos vergüenza de realizarla frente a Al-lah Todopoderoso y a la gente, pues somos libres de hacerla sin temor. Pero si sentimos vergüenza de realizarla, pues no deberíamos realizarla. El hadiz nos da entonces un parámetro con el cual valorar las acciones, públicas o privadas.
Por tanto, el primer significado sería en referencia a la falta de consciencia de Al-lah Todopoderoso, y el segundo sería en referencia a lo contrario, que es ser consciente de Al-lah Todopoderoso y Su infinita percepción de la persona y sus actos.
La primera explicación hace referencia al libido (instintos básicos y carnales), mientras que la segunda hace referencia al control y restricción obligatoria del mismo para evitar que se encamine a la destrucción.
La decencia es de dos tipos
La decencia puede ser innata o adquirida. La innata es la que se posee desde el nacimiento y no requiere ningún esfuerzo para adquirirla. La decencia adquirida es la que obtiene quien tiene consciencia permanente de Al-lah Todopoderoso, reconociendo Su grandeza, Su proximidad y Su conocimiento de todo lo que uno hace.
Puntos relacionados con la decencia
1. La decencia o vergüenza sana es uno de los atributos más valiosos y está presente en todas las legislaciones reveladas a los profetas anteriores.
2. Es uno de los atributos más sublimes que se puede tener.
3. La decencia solo atrae el bien a quien la posee y es una señal de fe.
4. El recato y la decencia son contrarios a la indecencia y la obscenidad.
5. La decencia es parte de la fe, mientras que la obscenidad no tiene nada que ver con ella.
6. La decencia engalana la personalidad y el comportamiento de alguien y es señal de que posee virtud y una refinada moral islámica.
7. La indecencia, por otro lado, muestra que la persona no es virtuosa y que es deshonesta e ignorante.
8. Debemos evitar la indecencia y el comportamiento obsceno o ignorante, tal como establece el Islam.
9. No debemos confundir recato y decencia con cobardía, pues no tienen nada que ver y son muy distintas.
10. la decencia es una virtud básica. Uno de los frutos de la decencia es la castidad.
11. No se debe sentir vergüenza cuando se trata de enseñar el Islam o de procurar conocimiento islámico.  

Related Articles