El Profeta y el Califato
Fatwa No: 122481

Pregunta

¿Es verdad que el Profeta Muhammad, sallallaahu 'alayhi wa sallam, había nombrado a Ali Bin Abi Talib para que sea su califa despus de su muerte? Si no es así, ¿por qu no nombró a una persona para que dirigiera a los musulmanes despus de su muerte? (cualquier líder normal lo hubiese hecho). Yo sigo el madh-hab de la Sunnah, pero uno de mis amigos, quien sigue la secta Shiah, me dijo que el Profeta Muhammad, sallallaahu 'alayhi wa sallam, había nombrado a Ali Bin Abi Talib para dirigir a los musulmanes en un hadiz autntico existente en los libros de Sunnah, pero que los Sahabas no obedecieron las órdenes del Profeta Muhammad, sallallaahu 'alayhi wa sallam, y eligieron a Abu Baker como Califa.

Respuesta

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad,  Sallallahu alayhi  wa sallam , es Su siervo y mensajero.

Lo que algunos grupos difunden afirmando que el Profeta, sallallaahu 'alayhi wa sallam, dejó como testamento que Ali debía ser su sucesor no es verdad. No es sino una falsedad inventada, alejada de la verdad. Si fuese verdad, todos los compañeros del Profeta, sallallaahu 'alayhi wa sallam, lo hubiesen obedecido, pues sería un asunto de la religión. Por lo tanto, quien afirme eso está acusando a los compañeros del Profeta, sallallaahu 'alayhi wa sallam, los difama y difunde rumores en su contra. ¿Cómo podría Abu Baker, la persona más fiel al Profeta, rechazar su voluntad y no hacer su mejor esfuerzo para llevarla a cabo?, y ¿cómo pudo Ali fracasar en hacer cumplir esa voluntad durante la era de Abu Baker, Umar y Uzman, a pesar que le sobraba fuerza y ganas de establecer la verdad? Si alguno de estos falsos partidarios de Ali alegan que l juró lealtad de la boca para afuera, pero que ocultaba su oposición, les decimos que los Sahabas siempre fueron firmes en expresar la verdad y no escondían sus opiniones demostrando lo contrario, pues esto se considera hipocresía.

De hecho, el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, insinuó algunas pistas que prueban que l quería que Abu Baker fuera el primer Califa. Una de ellas es el hecho de que el Profeta lo hizo Imam de los musulmanes en la oración durante su enfermedad de muerte.

Entonces, si el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, escogió a Abu Baker para dirigir a los musulmanes en el pilar de la religión (la oración), esta es una indicación de que l lo había escogido para dirigir a los musulmanes en los asuntos de estado tambin. Por consiguiente, lo que se ha difundido acerca de que Ali rechazó dar juramento de lealtad a Abu Baker es una mentira. De hecho, Ali no contradeciría el consenso de los musulmanes por seis meses. El era bien conocido por su fe y fuerte compromiso con la causa de la unidad de los musulmanes, ya que fue criado y educado en el Islam desde su niñez. Ali pasó un periodo en el que se ocupó cuidando a su esposa Fátima hasta que esta falleció. Ella cayó enferma despus de la muerte de su padre, el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam. En aquel periodo Ali no se encontró mucho con Abu Baker ni visitó su casa, pero estaba allí junto a l en los asuntos de gran importancia, como la guerra contra los apóstatas.

Despus de la muerte de Fátima, Ali se dirigió donde Abu Baker y le prestó juramento de fidelidad y obediencia (Baiah).

Parte de la confusión sobre este tema se debe a que Fátima y Al Abbas vinieron donde Abu Baker reclamando su parte de la herencia del Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, de la tierra de Fadak y su parte de Jaibar. Abu Baker dijo: "Escuch al Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, decir: Nuestra propiedad no es heredada, y lo que dejamos debe ser dado en caridad. Pero la familia de Muhammad puede tomar de ella (la cantidad mínima) para subsistir (aunque no sean los dueños)'. Por Al-lah, no dejar de hacer algo que el Mensajero de Al-lah hacía.

Este asunto de la herencia causó algo de fricción entre Ali y Abu Baker. Despus de la muerte de Fátima, que Al-lah Est complacido con ella, algunos miembros de los Banu Hashim se reunieron con Ali e invitaron a Abu Baker a la reunión. Ali se puso de pie, alabó a Al-lah y luego dijo: Abu Baker, no nos presentamos al juramento de fidelidad por rechazar tus mritos o por envidia de aquello con lo que Al-lah te bendijo. Pero, pensamos que ramos los más merecedores herederos de las posesiones del Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, y tú haz tomado control de ellas. En este discurso, Ali mencionó los detalles de su parentesco con el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, lo cual hizo llorar a Abu Baker. Abu Baker habló y dijo: "Por Al-lah, la familia del Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, me es más querida que mi propia familia. Por Al-lah, les hubiese dado esas propiedades si no hubiese escuchado al Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, decir: Nuestra propiedad no es heredada, y lo que dejamos debe ser dado en caridad. Pero la familia de Muhammad puede tomar de ella (la cantidad mínima) para subsistir (aunque no sean los dueños)'. Por Al-lah, cuidar de ella lo mejor posible". Entonces, Ali dijo: Har mi juramento de fidelidad despus del mediodía. Una vez realizada la oración del Dhuhur, Abu Baker se dirigió a la gente y mencionó las excusas de Ali. Ali habló despus de l, lo valoró altamente, mencionó sus elevadas virtudes y elogió sus acciones. El público felicitó a Ali y elogió sus acciones. Esta historia fue relatada originalmente por Aishah en Bujari y Muslim.

 Por lo tanto, Ali se excusó por haber estado distante y por no haber visitado frecuentemente a Abu Baker.

Y Al-lah Sabe mejor.

Related Fatwa