La obligatoriedad de la oración no cae a menos que se haya perdido la razón
Fatwa No: 2528

Pregunta

Mi padre murió a causa de un accidente, que Al-lah lo tenga en Su misericordia. En el hospital, antes de morir, no rezó durante seis días, porque no podía moverse sin ayuda de otra persona, además tenía colgada a su cuerpo una bolsa para depositar la orina. ¿Qué puedo hacer para que se le perdone esta falta (si es que se considera una falta lo que hizo)?

Respuesta

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sal-la Al-lahu ‘alaihi wa sal-lam, es Su siervo y mensajero.
Le suplicamos a Al-lah que le conceda Su perdón y misericordia a su padre y a todos los musulmanes que han muerto. Él, sin lugar a dudas, tenía que haber cumplido con sus oraciones de pie, sentado, acostado, o en la posición que le hubiese sido posible, sin importar si podía o no dirigirse hacia la Qibla. Esto porque la oración no deja de ser obligatoria si la persona goza de las facultades mentales que lo mantienen consciente. Pero como ya pasó lo que pasó, lo único que se le aconseja que haga es mucha súplica por su padre pidiendo por su perdón. No es obligatorio, es más, no es permitido que usted u otra persona reponga las oraciones que él dejó de hacer.
Y Al-lah sabe más.

Related Fatwa