Asuntos que hicieron llorar al Profeta
Fatwa No: 123989

Pregunta

¿Qué asuntos hicieron llorar al Profeta en vida y después de su muerte?

Respuesta

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, es Su siervo y mensajero.

 

El Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , después de morir pasó a la etapa de la vida del Barzaj, donde se encuentra experimentando una vida acorde con su honorable posición, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Esa vida es mejor que la de los Shuhada’ (mártires), y Al-lah nos Informó sobre ellos describiendo su situación como “felices por lo que su Señor les dio”; por lo tanto, no podemos decir que el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , llora después de su muerte.

En cuanto a qué lo hizo llorar durante su vida terrenal, pues sabemos que lloró en diferentes ocasiones:

 

1.     Lloró por misericordia hacia su nación. Muslim registró de ‘Abdul-lah Bin ‘Amr Bin Al ‘As, que el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , recitó las palabras del profeta Ibrahim, la paz sea con él, sobre los ídolos: {¡Oh, Señor mío! Por cierto que [Satanás indujo a Tus siervos a su adoración, y] a través de ellos muchos de los hombres se extraviaron. Todo aquel que me siga [en la fe monoteísta] será de los míos, y quien rechace el Mensaje [haz con él lo que Quieras]. Tú eres Absolvedor, Misericordioso.} [Corán 14:36], y las palabras de ‘Isa, la paz sea con él, en el Corán: {Si les Castigas Tienes derecho, pues ellos son Tus siervos; y si les Perdonas, Tú eres Poderoso, Sabio} [Corán 5:118]. Entonces, levantó sus manos y dijo: “¡Oh Al-lah! ¡Mi ummah! ¡Mi ummah!”, y luego lloró. Entonces, Al-lah, Elevado sea, Ordenó a Yibril: “Ve y pregunta a Muhammad –y Yo sé la respuesta– qué lo hace llorar”. Yibril, la paz sea con él, obedeció, y el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , le mencionó el motivo de su llanto. Luego, Al-lah Dijo: “Oh Yibril, ve a Muhammad y dile que lo Complaceremos con su nación y no lo Entristeceremos”.

2.     El Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , también lloraba por lo que afligía a sus discípulos de enfermedad y dificultades, compadeciéndose de ellos. Al Bujari registró que Sa’ad Bin ‘Ubadah agonizaba; entonces, el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, fue a visitarlo y lo encontró rodeado por sus familiares. El Profeta preguntó: “¿Ya murió?”, dijeron: “Aún no”. Entonces, el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , lloró; y al verlo llorar, todos los presentes empezaron a llorar”.

3.     Así mismo, el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , lloró por la muerte de Hamzah, la de Ya’far, la de su hijo Ibrahim, la de su nieto –hijo de una de sus hijas– y cuando visitó la tumba de su madre, haciendo llorar a todos los presentes. También lloró al pararse cerca del borde de la tumba de uno de sus Sahabah y al ser reveladas las palabras de Al-lah (que se interpretan en español): {De no haber sido por un decreto previo de Al-lah, ciertamente os habría sobrevenido un tremendo castigo por todos [los prisioneros] que tomasteis.} [Corán 8:68]

 

Cuando el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , rezaba, se escuchaba un sonido que salía de su pecho (como cuando la persona llora por dentro) parecido al sonido del hervor del agua en una olla; y cada vez que el Profeta,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , lloraba en público, sus Sahabah lloraban con él.

Todo lo que hemos mencionado tiene sus pruebas en hadices Sahih o Hasan existentes en los Sahihein y en los demás libros de la Sunnah.

Y Al-lah Sabe mejor.

Related Fatwa