El buen comportamiento hacia a los padres
Fatwa No: 109407

Pregunta

Pido a Al-lah, enaltecido sea, que les recompense por su esfuerzo. El motivo de mi pregunta es el mal comportamiento de mi madre. En suma, pienso que es una mala persona, pues jugó un papel determinante en el divorcio de mi hermano. Inclusive ahora, ya que mi hermano está divorciado, mi madre le sigue hablando mal de su ex-esposa.
Mi hermano le dio a su ex-esposa el apartamento donde vivían, y la mantendrá hasta que se case con otro, porque ella es de otro país, y no tiene la residencia en este país.
Mi madre ha dañado en gran medida a todos los que la rodean y yo me encuentro detestando esta situación. Si no fuera porque la religión me prohíbe cortar todo contacto con mis padres, ya hubiera cortado toda relación con mi madre.
Temo, además que mi madre crea en la hechicería pues el año pasado, de visita en nuestro país, ella fue a consultar un brujo, aunque no sé para qué.
También he notado que ella y sus amigas, leen la taza del café y pretenden adivinar el futuro. ¡Qué Al-lah, enaltecido sea, nos proteja de estos males!
Siendo mi madre una mala influencia, ¿me estaría permitido impedirle ver a mi hijo? Es que quiero educar a mi hijo de manera islámica, y no quiero exponerlo a los malos comportamientos. Mi hijo aún no llega a los 3 años, pero ya le enseño el Corán, y quiero que sea un musulmán religioso y protegerlo del mal.
Además mi madre no le enseña nada útil, sólo frivolidades. La dificultad reside en que mi madre y yo vivimos muy cerca, a menos de dos minutos a pie.
Tomando todo esto en consideración, ¿me estaría permitido impedir que mi madre frecuente a mi hijo con el fin de protegerlo de sus malos comportamientos?
¿Puedo prohibirle que nos visite o que entre en mi casa? Odio a esta persona por las malas cosas que hace, a pesar de que es mi madre. Esto es muy doloroso, pero por mi bien y por el bien de mi hijo, prefiero no verla.
Entonces, ¿qué hago? ¿Cómo la trato? Espero que me respondan lo antes posible.

Respuesta

Las alabanzas a Al-lah, el Señor de todos los mundos. Atestiguo que no hay otro Dios sino Al-lah, y que Muhammad, sallAl-lahu ‘alayhi wa sallam, es Su siervo y Mensajero.

 

Al-lah, Enaltecido Sea, Ha hecho obligatorio a Sus siervos tratar  con benevolencia a los padres, aunque sean incrédulos, pues Al-lah, Glorificado Sea, dice (lo que significa): {Pero si se empeñan en que me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas. Pero acompáñalos en este mundo como es debido.} [Corán 31:15]

 

Entonces, Al-lah, Enaltecido y Glorificado Sea, ordenó acompañarlos como es debido, aunque se empeñen en hacer al hijo asociar algo a Al-lah, Enaltecido Sea.

 

Las aleyas que ordenan hacer el bien a los padres son muchas.

 

Fue narrado bajo la autoridad de Asmaa’ Bint Abi Bakr, que Al-lah este complacido con ella, que ella dijo: “¡Mensajero de Al-lah! Mi madre vino a mí queriendo mantener la relación de parentesco conmigo (y su madre no era musulmana en aquel tiempo). ¿Debo mantener mi relación con ella?” El Profeta, sallal-lahu ‘alayhi wa sallam, dijo: Sí, mantenla.” [Al Bujari]

 

Lo que usted tiene que hacer es tratar a su madre como es debido y hacerle el bien, especialmente si ella es musulmana, aunque su comportamiento no sea el adecuado y aunque ella cometa muchos errores.

 

Que los padres tengan malos modales no es excusa para que no reciban el buen trato al que tienen derecho por la parte de sus hijos. Pero esto no quiere decir que se deben aprobar los pecados y las desobediencias que cometen.

 

Le aconsejamos seguir los pasos siguientes:

 

1- Suplicar mucho a Al-lah, enaltecido sea, quizá guíe a su madre. Pues Al-lah, enaltecido sea, dice (lo que significa): {Y vuestro Señor ha dicho: llamadme y os responderé.} [Corán 40:60].

 

2- Aconsejarla según lo reconocido, aclarándole los errores, las acciones que contradicen la legislación islámica, y el juicio de ella  sobre eso.

 

 Esto es el  mejor acto de bondad hacia los padres, ya que los padres son los que más merecen el consejo y la guía, especialmente si no saben muchos sobre los juicios de la legislación islámica.

 

3- Tratarla con benevolencia, quizá esto la motive a mejorar su comportamiento, ¡cuántas personas han sido cambiadas mediante el buen trato!

 

4- Desaprobar sus errores de una manera adecuada.

 

Pero en cuanto a impedirle que le visite o que entre en su casa, consideramos que esto solo complicará más la situación, quizás facilitando inclusive la ruptura de la relación. Es por eso que no se lo aconsejamos.

 

Asimismo le aconsejamos que no permita que hijo visite a su madre solo, sino que le aconsejamos que lo acompañe siempre, pues esto es mejor que impedirle las visitas y la frecuentación.

 

Y Al-lah sabe mejor.

Related Fatwa